lunes, 31 de marzo de 2014

Una huella de salitre, menos…

Una huella de salitre, menos…

No, no he conseguido darte vida
Mas sí, sí he logrado desligar tu atadura
Con el pasado, ese reducto de oprobio perdido
En la memoria de los hombres.
He querido versar tu recuerdo, tu lamento
Tu vida arrancada por alzar la voz,
Ese plomo escurridizo que abrió tu pecho
Sin justicia ni razón, esa hiel entre deudos.
Pétrea efigie se alza donde yace tu remembranza
Porque hay quienes no olvidan, la crueldad derramada

Al hacedor de palabras, al inocente orate cantor
No más culpa, desgranar la realidad sin tapujos.
Acá se yergue una roca mimada por manos rendidas
Sabiendo de la deuda nunca cobrada, paz, sí sembrada
Pues somos simiente esparcida y fruto del cultivo,
Tesón de la Palabra sobre el acero, y voz sobre el silencio.
Hoy una lágrima menos recorre mi rostro
Pues no borramos la huella del salitre descorrido
Pero sí, sí arribamos a un puerto nuevo, un encuentro
Con el corazón abierto de aquel que sabe ser ecuánime.
Y las saetas recorrerán el periplo de nuestras vidas
Sazonando cada mañana plena de aurora en el albor
Vertiendo buenas maneras, prójimos curtidos en el sudor
Reescribiendo aquello que una vez fue olvido u omisión.
Sabremos caminar al lado, no repitiendo ignominias
Alentando la armonía de un arpegio que suena fuerte
Al salir el nuevo sol, aquel que riega todas las fauces
Sin diferenciar el peso de la plata acarreada en los bolsillos.

©Santiago Pablo Romero. Bluesman.



En la punta de mi danza...Luna


En la punta de mi danza...Luna

Breve es el ocaso,
Al sentirte llegar lanzada y emisaria
Del yacente aletargado de la tarde.
Breviario de sombras expulsadas
Con la parsimonia de las prisas avenidas
De un señor de luminosa apariencia, y tesón.

Presos de la noctívaga figura
Se inscriben en el letargo del adiós tardío
De una sensación poderosa, que nos inunda.
Mis dedos sustentan todo mi peso
Cuando me hallas agotando la silueta del cisne
Mas no decaigo, siento tu brisa llegar, grata.
Y me lames las heridas del día
Entre arrumacos de vestal conferida
Al dios sin vellocino, a mi cuerpo acrisolado.
Me sabes recorrer con el fulgor de una vez
Cariacontecido me dejo dominar, reducir, asir
Y llevar por las veredas del sortilegio digno.
Pídote sin voz, que quiebres mi tesitura
Hundiéndote en mi resquicio de exceso, acervo
Reducto de ciegos sin hogar, amante acosado.
Mas no temes, te me entregas a su luz
Sirvienta de efigie de plata, y órganos gélidos
Arrancas mi gemido de fulgor y embeleso.

Un bestiario de animales en fuga
Una dislocada danza sobre el erguido órdago
Unos caramelos disueltos en parejas de labios
Ellos, preñados de complicidad arrolladora
Desatino de amores eternos, en sal de carmín
Ay de mí, que supe hallarte, y me colgué
En la aurora de juicio final, sabré ser culpable.


©Santiago Pablo Romero. Sensualidad.

viernes, 28 de marzo de 2014

Sobre tus huellas…

Sobre tus huellas…

Déjome llevar por tu lapso lento
De rojizas entrañas mesadas por el deslome de la piedra
Entre lajas y bramidos de noches de luna,
Sórbeme el alma entre raíles de acero oxidado
Y me sumerjo en el bastión del recuerdo
Pereciendo en mi memoria, alineando mi escuadra
Satisfaciendo el ansia de lograrte llevar en mi alma.

Cuadrigas de montaraces luchadores
Me enarbolan, y guían hacia tu esbelta figura
De lomos sólidos, curvilíneas formas, perentoria huella
Y el hombre se ciñe a tu magnanimidad
Vertiendo el angosto camino a tus pies
Escondiendo majestuosidad y fervor de céfiro libre
Así llegamos a tu corazón, ardiendo, lacrando, creyendo.
Vivir quiero, un ramalazo de tiempos sin silueta
Para poder ver aquel agua cegar tus ojos
Cuan acicalamiento de fémina entre tinturas
Preñándote de lágrimas del cielo, derramadas sin prisas
Hacedor de espejos inmensos y decadencia anegada;
Futuro nos venden, de cierto pudiera ser
Mas el lobezno delinquirá la noche, en su último aullido.
Bebamos el elixir de la brisa en nuestras crines
Subamos a las crestas, dibujemos sus valles
Sorbamos el ungüento del estertor de tamaña beldad
Pues hombres somos, y cómplices en ello
Digamos adiós al versado atuendo de unos pies secos
Su panza se volcará en sostener el derrotero
Y nada, nada será igual, los bateles surcarán su nueva piel.
El relincho libre nos atrapa…


©Santiago Pablo Romero. Bluesman.

lunes, 24 de marzo de 2014

Vuestros Ojos Me Guían…

Vuestros Ojos Me Guían…

Un balanceo de mar y vida te me asemejas
Cuando tu danza me atrapa
Así me sumergí
Sin nada
No más una escafandra llena de rosas rojas

Y un calmado acervo de vuestros besos
Nada pudo parar el ascenso
De mi ímpetu fulgente
Supe de mi valentía
En las retinas
Entregadas
De un mar de esmeraldas y un cielo brillante
Busqué pétreas lagunas de cuarzo
Y nada se atrevió a volver
Sentí la luz de unas sonrisas cómplices, enfundadas
Incesante nadé hasta agotar el lecho
Ni escualos, ni salitre raído
Apenas una dentellada del tiempo, y la señal me iluminó
Ya sé, ya
Estabas sujetándome en mi caída
Afianzando mi debilidad de sensible pleitesía
Y supe de tus labios
Quebrando mi redención acicalada en la mañana
Pesando el aire sobre mis hombros
De terciopelo azul
Nada, no queda nada, me habéis tomado el todo
Arribando en este puerto de secuenciadas notas
En sol, en do, en re, en mi, mí
Y ya nada me amedranta, pues tendido me lleváis
Sin esfuerzo
Ciego seré entre los reinos de tuertos, mas no temeré
Vuestros ojos me guían
Libre soy, y vosotr@s sois mi libertad
Bandera de seda me otorgáis, y me envuelvo en ella.


©Santiago Pablo Romero.Bluesman.

viernes, 21 de marzo de 2014

Por un Puñado de Sueños…

Por un Puñado de Sueños…

(Dedicado a Tod@s y cada Un@ que me arroparon,
en esta subida al Parnaso, y especialmente a Mis Incontestables IRREDUCTIBLES, mi pálpito vibró con vosotr@s)

He sentido tu mano sobre mi rostro, apretando suave
Y me subo al carro de estrellas
Vislumbro un cúmulo de certidumbres imposibles
Se alinean los velámenes en la bocana del puerto
Parejos vamos, tomados de las manos
Así quiero sentiros, así sorber vuestra esencia, rica miel
De dulce azahar derramado sobre los labios
Desligando torrentes sinuosos de vida y sentir.

La mañana brillaba, y el sol vestido de gala me observaba
Mariposas de azul sentir, y blues rubicundo cerníanme
Cuan gránulos de cuarzo arrancados a la playa
Por un mar de destreza inverosímil, y fuerza silente
Y al fondo, allí donde se cruza el cenit sobre el intelecto
Vuestro existir, ni siquiera Pericles supo de tanta gloria
Al saberme asido por vuestros apéndices entregados
En aderezos y sin sucedáneos sino agarraderas reales.

Estallando la noche, se esparce la luz de luna menguante
Rizando la estela de luz azul que serpentea por la cima
Y vístome de vítores en un clamor de ardiente plenitud
Ese regodeo de pálpitos crujiendo en el aire, cuan esporas
Buscando germinar, y dejarse gestar en explosión floral.
Supe de tus besos, Amig@, y mi piel se erizó hasta doler
Y mi salitre sustentado brotó del mar interno, incólume
Hasta fundir la complicidad de seres de un mismo dios.

Por un puñado de sueños, vendería mi alma
Y te entregaría las lascas en alfombra de pétalos rojos
Mi aliento asido a tu espíritu vuela alto, en tu son.


©Santiago Pablo Romero.Bluesman.

sábado, 15 de marzo de 2014

Entre Los Dedos…

Entre Los Dedos…

Cuento las horas
Atrapado, tras el cristal traslúcido
Cayendo desde tu lado, hacia aquel anaquel
Y vueltas das,
Comienzas de nuevo, repones pérdidas
Con dedos pequeños, de impertérrito truhan.

Parecida es tu estela
De gránulos de trigo molido, níveo aposento
En mis manos disipadas en tu profundidad
Gestante de suavidad
Apóstrofes de gargantas desunidas en la noche
Y llantos de felinos huérfanos.
Paso pide al sucumbir a tus labios rendidos
De podredumbre, hambre y sumisión
En la caridad de tu pecho
Dignificado fue el pétreo vellocino al caer
A los pies de los caballos
Y sumisión de gacelas apocadas por su estirpe.
Manoseas su vida sin dejar títere con cabeza
Cuando la armónica se mece
Sobre el ardor de tus belfos dilatados
Por la intemperie cruel de la noche gélida
Disneas de crestas descocadas
En tardes de estropicio e impedimentos.
Paces en su mano pequeña
Diseminando tu esencia acrobática de cuarzo
Arrancado al cúmulo inmenso del ocaso
Y la tarde delinea tu inocencia
Tras mesar tus bozos cual alazán agasajado
Es magno, al saber llenar su vida con armonía.

Pertrechado te vieron en la batalla,
Con pecho desligado del acero
Sabedor del poder de tu arma, la Palabra.


©Santiago Pablo Romero.Bluesman.
Imagen:RED
Music:JohnMayall&TheBluesBreakers winch GaryMoore.SoManyRoads.

jueves, 13 de marzo de 2014

Vaciando La Mar…

Vaciando La Mar…

He aprendido a mirarla, grandiosa
Tras de ti, apenas un lago quebradizo
Esa orilla embravecida que abrazarte desea
Atrapada, en consonancia con mis ojos, está
En órbitas de un bardo exaltando tu beldad.

Mírame con tus retinas pertrechadas, víveme
Aderezo las albas al retozo de tu despertar
En luces testadas en sus contornos cambiantes
De un mar bravío, y aposento de cenizas
Apenas nada, frente a ella, la Mar inmensa.
He asomado mi vértigo de marinero en tierra
Bajo un manto medroso, sin voz alta, negando
Clamando al embrujo de un llamado de sirena
Muriendo la travesía de mi alma, en tu cuerpo
Cuan si fuera desvalido, que refugio reclama.
Magnánima te maceras en ese reducto de mar
Plagado de finales salitrosos y sucumbes al don
Mis manos entrelazadas llevo, para corcovear
Al paso de su tesela, obviando su goce la mar
Hurtarme de tus labios, Terrible se contraría.
He caído en tus fauces, sirena de áurico porte
Fortuna de la Mar, sentir tu admiración tañer
Entre cantinelas de silencio a orillas fúlgidas
Fragosas danzas de terror y pesadumbre
Recorren su bocado al malecón, alma pétrea.

Paséame por tu alma, desgaja mi cuerpo
Y retoza entre mis pliegues, quiero ser Océano.


©Santiago Pablo Romero.Bluesman.

domingo, 9 de marzo de 2014

Abrazad@s…

 Abrazad@s…

Quedarán prendidas las alas de las aves
Asirán su entorno a la brisa taciturna
Y seguiremos abrazados, en su chaflán
Pues su inmensidad transciende nuestro existir.
Sobre la mañana vi asomar sus rayos en mis fauces

Sedientas de amor y compartimento
Mientras el río corría presto a su encuentro
Desgranando pétreas figuras de alabastro pulido.
Reminiscencias de hacedores de tintas impetuosos
Cincelan nuestro encuentro en el tiempo detenido
Y nuestra sonrisa se funde entre perífrasis
Abnegadas en contornos delineados de pintura.
Paridades de hojalata he visto escribir sobre mi puerta
Mas no me importa porque mi cielo es inmenso
Mi pecho revienta las cuerdas de tus ataduras
Y rejuvenezco al asirme mis hombros con tus dedos.
Nada siento por la brisa, ni la luz, ni la lluvia
Todo se resiente, porque he bebido de tu boca hermano
Cuando el dolor nos atormentó, buscando salidas
Y fuimos fuertes, quebrando la parca, pariendo vida.
Casando con cuerpos a los espíritus hemos teñido
Curtidores de nuevos pasajes del epítome mágico
Compendio de andanzas de hombres y constelaciones
Y el astrólogo se pierde en comprender lo impenetrable.
Vivid la mansedumbre de un corazón vertido así
Es siembra rotunda de ferviente sazón de savia
Que escogimos al insuflar luz en cada envite prendido
Y por todo ello, mi pecho palpita al teneros, deudo soy
De no poder domeñar las saetas a mi antojo, para estar
Pues mi alma se sabe pequeña al lado de vuestro sentir.

Gracias a tod@s por dejarme seguiros…Sois camino.

©Santiago Pablo Romero. Bluesman.

sábado, 8 de marzo de 2014

Mujer, Por Ti…

Mujer, Por Ti…

Miro sobre tu rostro, y siento
Siento sobre tu piel, y bebo de tus huellas
Sonríes sin resquemor, y te sé enorme, fémina
Mujer, piel sensible, y corazón palpitante
Rúbrica de un mundo, y preñado de anhelo
Presente en la lucha, y montaraz bravura
Pasado perdido por la fibra, y plena de ilusión
Futuro aliento de vida, y acervo de alegrías.

Fragilidad de nómada, dentellada de mantis

Suavidad de algodón, presteza de aversiones
Culpable del mundo, vientre fiado al hombre
Harapo quebrado en manos, cincel y escoplo
Sonrisa pasajera en lagunas de salitre caído
Víctima del acero, la impotencia y la cobardía
Pago de deudos en autoestima y podredumbre
Valentía ante la alborada plena de resplandor.

Hoy quiero dejar atrás las celebraciones
Porque te vitoreo cada día, cada instante
Me sumerjo en tu mar de inteligencia y valía
Arribo en el fondeadero de tu generosidad
Cuan si fuera barco en deriva de vuelta a casa
Sabiéndote fuerte, intuitiva, sapiente oráculo
Por ti, Mujer, por ti volvería a hacerme nacer
Y sorber tu grandeza, a pesar de tu fragilidad.

Ser mujer no es un estado, es una aptitud…
Es el gozo de saberse, esencia.
              Gracias a tod@s, por tanto.


©Santiago Pablo Romero.Bluesman.
http://www.puntorojolibros.com/todas/Entre-Plumas-de-un-Petirrojo.htm

miércoles, 5 de marzo de 2014

El Vuelo del Ángel…

El Vuelo del Ángel…

Está en el agua, detenida en silencio, su estela
Sin pestañeos ni fisuras, es su vistoso vuelo
Delineado por un ojo raudo y tenaz
A sabiendas de que retornará a subir al sol
Quebrantando leyes físicas y rimados versos
Es pequeño en porte, mas inmenso su gorjeo.

Una ovación arrancada al llegar, al partir
Planeo de gracia entre sus cuerdas vocales
Predilecta brisa de tenue alborada candorosa
Y revive la contemplación inédita o repetida
Posando su diminuto ser con su pecho rojizo
Portando en su pico el imperceptible alimento.
Si miras lento entre sus regodeos hallarás
El esquivo condimento que valúa y se rasga
Su merodeo retozón, la breve suerte de ángel
En los meandros de aquel río, paraíso perdido
De aguas quebradizas, en manos insensatas
Que rompen la armonía nativa, vaciando hiel.
Lástima que sus garras no sean zarpas amplias
Que cizallen yugulares, pernocten en Valaquia
Desoigan los atroces sones que dirimen la luz
Y vengan a traer la armonía de un canturreo
Saltarín sobre caminos de verdor frondoso
Entre tanto el sol sale, su vuelo torna hacia él.

©Santiago Pablo Romero.Bluesman.

Imagen:Erithacus rubecula de Paco Fernández.

martes, 4 de marzo de 2014

Apenas una muesca…

Apenas una muesca…

Las saetas de este carrusel marcan la piel
Mas no hieren, en el camino recto y nítido
Dejan muescas en la corteza del roble
Aderezan el almizcle de las mañanas orondas

De sonrisas compartidas, de buen hacer.
Hoy las yemas de mis dedos danzan en zigzag
Por una savia que recorren tu caminar
Otorgando un grado más en tu sabia diatriba
Compañero, amigo, deudo de atisbo avizor
Águila en el cielo, serpiente en la tierra.
Sabes sentir el medio en el pálpito del aprecio
Donde sobran las palabras, se tornan melodía
Un canto, una oda busqué en el rocío matinal
Y el límpido fruncía un hilado áurico sentido
Ataviando cómplice tu cercano acervo silente.
Ni siquiera un rudimentario homínido sabrá
O un inmaculado tecnólogo hallará la quiebra
Pues fraguamos una alianza entre dioses,
Sí dioses, dueños de su destino, curtidos soles
Que encienden el infinito con su fulgente luz.
Gracias, por tu caminar a mi lado, hoy te traigo mi más rotunda oda, a tu lado siempre.
Congratulations, Vrother Ange, por Ser…


©Santiago Pablo Romero.Bluesman.