miércoles, 30 de diciembre de 2015

A Contraluz…

A Contraluz…


El último barco zarpó, cuan largo lapso ya
ya apenas se mueven las aguas del lecho
lecho que supo de tumultos y bellos reflejos
reflejos dibujando dos efigies, o mil quizás
quizás un trozo de tiempo sigo guardando
guardando en el recodo de un río que fluye
fluye bajo las tierras húmedas de los hombres
hombres que nacieron de un mismo vientre
vientre que supo ser generoso y dar un arcoíris
arcoíris colmado de mestizajes, de grandeza
grandeza que un día se fue, se cayó de las manos
manos viejas y débiles de tantas ilusiones rotas
rotas por la avaricia, la envidia o quien sabe qué.

Es de noche y sueño con días de sol radiante
radiante como el griterío de los niños inocentes
inocentes igual que tu boca soplando aquellos hilos
hilos sin bandera que sirvieron para abrigarnos
abrigarnos bajo la espesura de un manto gélido
gélido cuando el tronar de las explosiones aterraban
aterraban y sembraban nuestros anhelos de miedos
miedos, incertidumbres, senectud de un mundo libre
libre como los pájaros, como el aleteo sencillo y vivaz
vivaz al tenor de una cantinela reverenciando la luz
luz dibujada entre vigas detenidas, atrapadas sinfín.

Hoy de nuevo, la quietud dibuja formas inconexas
intencionadas, ilusionantes, idílicas formas sinusoidales
que juguetean con mi intelecto, con mi deseo de ser,
lentamente espero, pacientemente abro el objetivo
dejo que me atrape la contraluz, las farolas anaranjadas
esas de virtual forma, esas que pintaban tan bellos tus ojos.
Hoy de nuevo, han dejado de sonar las explosiones
quizás tuve un sueño, un mal sueño lleno de escombros
y de verdad entre estas letras se cuelan diminutas quimeras
sí pequeñas, ínfimas, porque si lo pretendemos, podemos
igual que siempre supimos construir un mejor mañana…

En el riel a contraluz nacerían las próximas palabras
En el riel del noctívago sabor, las espero…
Así me hiciste llamar. Así te contesté. Así escogimos este sitio
Justo en el riel donde nacieron palabras llenas de contraluz…

©SantiagoPabloRomero.Bluesman.
Imagen:Manuel Gonzalez Flores

Music: Edvard Grieg - Solveig's Song

martes, 29 de diciembre de 2015

Hombre Vs Hombres…

Hombre Vs Hombres…


Detenido sin prisas
En el rebosado mundo de las esperas
Tú ves caer los diminutos trozos de cuarzo
En horizontes contiguos, cubriéndose el uno al otro
Nada les domina y siguen  recreciendo un castillo de arena
Irisando pátinas bajo las paredes de la historia, aprendiendo
Disociando, esmerilando cada impureza de yerros pasados
Osando cruzar las cuentas en la memoria.

Escojo un hombre de vitrubio, lleno de medidas
No es adonis, ni siquiera en su perfección.

Te busco cada día, esperanza, blanca damisela
Una bocanada de paz en sus entrañas, en su olvido.

Oscilo en la curvatura de la tarde,
Rememoro dioses de la alborada acaecida
Idolatro el raciocinio que me atiene atrapado
Longevo acorde de una melodía vehemente
Liturgia añeja, cruda, llena de miedos
Agarrada en el interior de mi máquina bombeando.

Miscelánea de pieles, de razas, de religiones, de inocencias
Antaño construyeron babeles, lapidarias estrofas
Renuentes fueron las voces carcomidas por la envidia.

Di, no quisieras como yo, abrir los párpados
Escenificar un sueño lleno de luz, rítmico y vivaz.

Hombre frente a los hombres, gritando en silencio
Orillando un agua asíncrona con la brisa
Meditativa, cincel que transparencias llene
Bestias que se esconden en los museos, abriendo puertas
Rutas nuevas colmadas de manos asidas, apretadas
Empellones de cordial complacencia y tesón
Sucumbo a mi pensamiento, me dejo ir, la paz es tu caricia.

©SantiagoPabloRomero.Bluesman.
Imagen:Olina&JacqPaRo.

Music.TheSmiths:TheSmiths.

sábado, 26 de diciembre de 2015

El Cazador De Sueños…

El Cazador De Sueños…


Llovían letras, primero
Más tarde, se entrelazaban
Se asían las unas a las otras
Juntábanse igual que estrellas cayendo
Descolgándose ante sus ojos
Sin apenas pestañear, allí obnubilado
Fue quedando prendido
Hasta ir comprendiendo la disoluta esencia
De aquella danza sempiterna
Llegar a culminar una similitud melódica
Al mismo tiempo que el graznido subconsciente.
Llovían palabras, después
Se pedían dulces pasos continuos
Remendaban espacios, colmaban tildes
Arrimaban un sonido oscuro, otro fulgente
Cual quisieran desenvainar las cuchillas al silencio
Ganarle a su quietud, comprobar la brisa
Disimular en las esquinas, sisar tiempo
Y regodearse con la obra formada, verseando.
Llovían versos, y frases inconexas al pronto
Con horizontes más lejanos, canales internos
Pálpitos de máquinas sin conjunción aparente
Mas iban calando en los recovecos, al frente un pincel
Observador que juega con las formas, con la pátina
Una tabla impoluta, unas cerdas embadurnadas
Delectación con el ronroneo de una voz amortiguada
Caían mil lluvias, te veía rumiar entre las cisuras
Tus alas pequeñas abiertas, rizando los meandros
Igual que un marinero experto entre las olas bravías.
Llovían sueños, sueños llenos de letras, de palabras, de ti
Caían igual los consejos, igual las pétreas sentencias
No crecerás, lastraba el eco bajo las esquirlas de cristal
Volarás, avivaban las miradas, fervientes admiradoras
Una criatura se hacía con las puertas del parnaso
Después dos, y tres, sigue creciendo la familia, las ganas
Los sueños se desvisten, se quitan las telas, muéstranse
Reales, realidades llenas de múltiple color, una miscelánea
Un mundo vertido ante sus ojos, en lo alto su aleteo
Sinfín de corvas prestan sensaciones azules llenas de blues
Y qué me quieres decir, cazador de sueños, que existes, quizás
Yo siempre te tuve dentro, muy dentro, aunque cierto es
Naciste, con ell@s, y ell@s te sostienen, te llevan, son tu alimento
Sigue rumiando bajo las estelas de un onírico anhelo
No más, vivir en los recuerdos, ser naciente estrella en la mañana.

©SantiagoPabloRomero.Bluesman.
Imagen:EduardoCordero&JacqPaRo.

Music: Gary Moore - Parisienne Walkways

lunes, 14 de diciembre de 2015

De Rojo…

De Rojo…


De rojo, llegó un diminuto y trovador
alado sin paraíso,
hasta aquel ágora de sabiduría enclaustrada
cincelada sobre níveos pliegos de papel
dejando constancia,
asiendo la memoria por las solapas
en un sinfín, viaje lejano
de tan cercana intimidad.
De rojo, unas plumas alargadas tomaban la plaza
a vuelos largos,
desgastando las sonrisas de aquellos transeúntes distantes
mientras suena la megafonía
un cántico, una dulce voz que retumba en su nombre
aquel emigrante que surcó tierras
a modo de sustento y pan
así te conocí, sin conocerte, lo demás
un destino que dice rasgar líneas curvas
para colmar grandes rectas
unidas al colmo de un horizonte.
De rojo, un eslabón común, un rebosante maná que titila
su sonrisa, díscola y generosa
un susurro de aquello inverosímil
nada ocurre por casualidad, aunque nos parezca una falaz jugada
todo parece tener hilados
cual conjeturas sencillas un entramado acorde
aunando la mejor melodía
y sentir el abrigo sobre la piel, cuando una complicidad se manifiesta.
De rojo, unas gotas de lluvia
enlatadas esta vez, porque habrían de ser escogidas
para limar los nombres
justo ahí, donde todo parece logrado
comienza una nueva similitud a un destino incierto
preñado de ilusión, de valentía y gozo
porque de largo se visten las noches que irrigadas en aquella fuente
donde nace el dulce sabor de unos labios
que desgajan brotes de chocolate o sangre, o rojos paraguas
quién sabe, qué sino, qué mil juegos quedarán aún por rimar
si hasta el último hálito
seremos soñadores, hacedores de historias y bastiones
de aquellas pequeñas cosas
que nos congratulan tanto, tanto
para hacer valedor este tránsito bello que nos unió.
De rojo, un Guacamayo, un paraguas mágico, un petirrojo
quién sabe por qué, casual o vivo fuego
todo nos lleva y sostiene
alimentemos este rasgueo al vinilo y el tiempo haga el resto.

©SantiagoPabloRomero.Bluesman.
Imagen: AnabelCaride&AnantesEdit.

Music: "Caravan", de Rachel Portman

jueves, 10 de diciembre de 2015

Hechizo…

Hechizo


Solitaria
asimilada al canto de las luciérnagas
describiendo rutilantes órbitas
sin sentido.
Irradias
arrastrando un sinfín de ojos acariciándote
desnudando el papel de celofán
que colorea tus mejillas.
Vítor
mordisqueando un tiempo de paso
en el remolque de mil almas divagando
a tu alrededor
sin pestañear hasta el amanecer.
Libre
cual una voz rasgando la noche vasta y compleja
más allá del último suspiro
tras el cigarrillo humeante colgando de unos labios viejos
que nada cuenta
sino historias sin final, de epigramas carcomidos.
Mágica
eres al borde mismo de la herida
de donde deriva el néctar
añorado por la sequedad de un viandante de mil ficciones
dos leyendas
y un atril vacuo, irisando madrugadas sin sol.
Hechizo
turbulento en el vientre henchido de gozo
justo cuando la sal brota
escoge la calle de en medio
directa al cónclave donde se decide su estertor,
danzando siguen
las princesas noctívagas, con sus cuerpos candentes
sibilando dos patas de conejo, un diente de león, y tres pellizcos
de raíz de arce.
Tríptico
han demolido mis manos en el barro
para sentir el hallazgo de verter mi alma en tus entrañas
al arder la escafandra
que derrenga el bastión de hálitos rendidos
al emerger la eclosión tan cerca
de tus ideales moribundos
bajo el anaquel de mi entrega.

Sigo extasiado por cada parpadeo que encierras en mi idilio.

©SantiagoPabloRomero.Bluesman.
Imagen:JacqPaRo.
Music: Bonnie Tyler I Put A Spell On You

martes, 8 de diciembre de 2015

Embriaguez o nacimiento…


“Un Amigo es aquel que te da la libertad de ser tú mismo”JimMorrison.
“Amistad: libertad que sólo unos poc@s sabrán otorgarte…”JacqPaRo.

Embriaguez o nacimiento…


Están sonando martilleos
bajo el yugo de un nuevo triunvirato
al igual que un amanecer de rojizo sabor
botas cruzan a toda velocidad
entre el ruido de los transeúntes sordos,
perdidos, en las bagatelas de múltiples colores,
en sus micromundos inventados,
adormilados por los tambores alienantes,
caen las monedas, la noria sube las gotas de sudor.

Ha nacido un nuevo brazo que eleva la mirada
se ha enfrentado a sus miedos
ya nada lo persigue, ya nada lo alcanza
no necesita serpientes, ni águilas, no corre calle abajo
no cree en inventivas modernas
ni inmensidades creativas, la mar ya estaba
y el sol, se desnudaba todas las mañanas
sin menester que los vendedores de humo vinieran
con panfletos llenos de falacias adornadas con sedas
y rubicundas damiselas de norteños dioses.

Ha venido Rimbaud, ha venido Nietzsche
ha llovido sobre Père Lachaise,
han caído acaso sombras en el jardín de las almas inmortales
no, nada de ello ha ocurrido
no han sonado nocturnos escogidos,
ni se habrán perdido las gotas del tiempo,
quizás haya alguna piel de zapa desperdigada entre las hojas
mas lo importante son las flores rojas
que juegan a ser divas entre las hilaturas ideadas
por aquello demonios que desean ser fieles a sí mismos.

Podría  ser un día cualquiera
de un cálido diciembre, un instante bello en el atardecer
pero es el escogido momento
para dejarme caer sobre las baldosas frías
esperando me sostengan igual que un ídolo destronado
porque me río, me carcajeo sobre la escena
de un teatro en llamas, donde los fantasmas callaron su ópera
y el motel servía un largo whisky
esperando que la carretera se hiciera infinita
para nunca volver.

Oscuras teas arden fogosas en el camino
llevan los cuerpos desnudos
bajo la sutil túnica nívea
sus pechos erguidos, sus deseos ascendentes
y una historia de dioses paganos
aguerridos al cántico libidinoso de la danza de las antorchas
cuando escuchan el gemido
de dos jóvenes ángeles en el altar de los sacrificios
se han levantado contra el poder establecido
penden las banderas carcomidas bajo sus cuerpos
disimulando el vuelo ingrávido
de dos almas gemelas, fuertes, tenidas cómplices
sin detenimiento en asperezas, prejuicios
ni ilusiones vanas, sólo, ansias de vivir
de existir, de palparlo todo
hasta que la división de los tiempos se nutra de las arenas
y las playas cierren al ángelus
asiendo las lágrimas de la desdicha, y colmándolas de un mar
ingente, preñado de personas, de acrisolados talentos.

Sea pues, aquel que te escuchó, y aún a pesar de pensarlo
no te dilapidó, por creerte perturbado, él era tu Amigo.

©SantiagoPabloRomero.Bluesman.

Imagen:JimMorrisonRED&JacqPaRo.Music:Directo TheDoors(1968)

sábado, 5 de diciembre de 2015

Escribo…

Escribo…


No importa
nada parece quedar en la arena removida
donde mis cuartas tuve de posar
influjos de tierra recalentada
pies rotos y desgastados
una memoria que no me devuelve tu rostro
y escribo
porque quiero gritar mas no puedo
recorro la estancia vacía de cuerpos y candores
plagada, preñada, colmada
de aromas que no más están en mi escritura
ya no queda nada
de tu aliento, de aquel susurro
lleno de vida, de ese hálito que me recorría al amanecer
cual un pajarillo picando sobre el cristal
de mi alfeizar entreabierto
y escribo
sólo escribo, solo
porque arrastro y remuevo los almohadones buscándote
a ti, tu foto, tu pañuelo impregnado
el jersey roturado con aquel siete
arrancado en la corteza del mismo árbol que nos cobijó
cuando la lluvia arreciaba
te apretujabas contra mi piel, te embebías en mi humedecido ardor
reías con la batiente carcajada
que arrullabas a las espátulas en el río
y escribo
sólo escribo, solo
para poder describir aquellos colores
vivos, tan vivos
que imposible palpar el sepia, el amarillento rescoldo del fuego
parapetándose en las colinas
bajo los cánticos de los braceros en los campos
cuando amartillaban los raíles de aquel tren lleno de esperanzas
de salidas, de nuevos destinos
quién lo hubiera escrito, ni siquiera imaginado
abrir puertas para salir, cerrarlas para escapar
y escribo
sólo escribo, solo
te escribo…para recordarme
sin perder la cordura
en esta ciénaga que hoy reverdece y se encrespa al cielo
cual si acariciar el vientre
del rebaño de algodones radiantes, quisiera
amoldar una pluma tras otra, emular al edén de los niños
o parafrasear aquellos grandilocuentes sueños
en un cajón carcomidos
por unas polillas cómplices del olvido
a marchas forzadas, para evitarte el dolor de ver tu castillo, caer
me hago viejo,
arrastro mis recuerdos sobre la nívea carilla
deletreando un epílogo
para no dejar cuartos abiertos, ni cuentos sin compostura
que el destino deshaga entuertos
y entre tanto
bajo este cimbreo de uvas arracimadas al lado del cañaveral
escribo,
sólo escribo, solo
te escribo, te reenvío mis garabatos
para recordarme
en el resquicio de un susurro que brotara de tus labios.

©SantiagoPabloRomero.Bluesman.
Imagen:JacqPaRo.

Músic: CesareaEvora&Eleffteria Arvanitaki.SODADE.

viernes, 4 de diciembre de 2015

Adora…

Adora…


Tiene fanales de miel
desiguales
como la natural armonía
y estuvo tapada
por una férrea coraza de miedo
bajo el influjo maléfico
de un amor mal entendido.
Ella deja al sol colmarla
de caricias suaves
entre el verdeo de sus crines doradas
lacias y gachas
cual sin atrevimiento aún
lastre inequívoco
de un otrora pasado desecho, revuelto.
Es majestuosa en porte
semilla generosa, con una sonrisa escondida
ávida de descerrajar el nuevo amanecer
sin quedar nada al mañana
al deterioro irrefutable
del limado incansable de la brisa sobre su beldad inmensa.
No tiene nombre
es silenciosa la oda que juega al ángelus
acaso llegue el verdugo
rompa la tersura en su sedosa piel
o claudique ante sus semillas
roturando una fértil tierra llena de cizaña
flor negra presurosa en invadir
el inconcluso parpadeo
de un padre que ya no merece su compromiso.
Hoy la he visto, entre los visillos de un objetivo raudo
fértil, cual una damisela vigorosa
sus melosas retinas vuelven a refulgir
plena de ilusión, de tardes en el estío,
hacer vibrar su cicatrizado hálito
en mil y una conjeturas nuevas, anhelos vivos.
Aún no le llamo por su nombre, ella adora
líneas negras sobre los pétalos de las amapolas
y sé hallará el circunloquio sibilino que añora
ser libre para musicar su dictado verbo
dejándola levar anclas en el mar del parnaso.
Va por ti, dama de cabellera trigueña, y aguamiel en los labios.

©SantiagoPabloRomero.Bluesman.
Imagen:JacqPaRo.

Music: Ane Brun-Worship