martes, 29 de julio de 2014

Buscando… Hallé…

Buscando… Hallé…


Decías, que estuvo
Y busqué
Sentí que decías, que estuvo
E investigué.
Bajo las teselas de un cielo azul
El influjo de unas saetas,
Tras el periplo lejano ya, del ángelus
A la sombra de un refrigerio.
Sabía que un aroma a almizcle y miel
Dentelleaba en sorna
Irisando mi epidermis, serenando la alborada
Quise bucear entre las pétreas calles.
Otrora torre del reloj
Esquiva y cuneiforme, sin huellas
Visitar tuve, al centinela del tiempo
Untarle con la argentia señora, plata por doquier.
Imposible tras el último sorbo de bourbon
No aparecieras, cuan volutas acrescentes
Cuan danza inmemorial, escogida por los derviches
Todo iba y venía, todo se asemejaba al son.
Periplos de cerdas incandescentes
Arpegios equidistantes de guitarras templadas
Facas escurridizas y hombres engreídos
Palabras, letras, esquinas, roturas de cristales.
Jajaja, carcajada de batiente mandíbula rojiza
Áurico torso de felpa carmesí cubre tu efigie
Y tras ti, ella, paciente, sabia, inteligente
No queda más, la prueba hallé, busqué y hallé.
En la próxima aventura, cincelaré sobre mármol
Un cuento de niños y faunos, en la noche
Sin saber si la piel quebrará el silencio
O reiremos cuan bardos beodos por el elixir de Dionisos.
Jajaja, quiero creer que todo fue cierto
Mas nada se sabrá hasta que el próximo encuentro
Dilucide la entrega de un mar que sal no lleva
Pues su dulzura se derramó entre nuestros befos.

©Santiago Pablo Romero.Bluesman. Úbeda.Mercedes, Nuria y Adela, Seres de ardorosa luz, cuan excelso fanal.