miércoles, 29 de octubre de 2014

El Peligro Equivocado…

El Peligro Equivocado…


Han llenado las calles
De lujuria y excrementos
Invadiendo la dignidad del paseante
Así son los tarjeteros señores del boato y sorna
Sin pestañear se dicen sus representantes
Y dictan señoriales normas de castigo al hambriento
Ni hambre, ni inanición nos permiten, grita un desgarro.
Hoy vuelvo a caminar por entre las calles
A piel de granito húmedo y noctívaga complicidad
Para que nadie vea mi cara, ni mi carestía
Muerdo mi orgullo, bajo laderas de podredumbre
Mientras busco no ser capturado por las centurias
Que obedecen cual las huestes de otrora pedigüeños
Ni siquiera sus sobras podridas, nos ofrecen su caridad.
Hemos de dejar que nos humillen bajo sus botas
O declamar en las esquinas con acero afilado
Torpedear sus bien acondicionadas conciencias
Limitar sus acercamientos a los ladinos manipuladores
Insuflar fuerza de desliz y lapidar sus trajeados atuendos
Desean vernos arrastrar un “gracias” por su inmundicia
Ni aire, ni descompuesta fruta, no, sólo iniquidad.
Mas han errado al elegir, no somos el peligro equivocado
El riesgo, su osadía es su talón de Aquiles
Perecerán bajo el yugo alentador que el afán alzará
Somos Personas que cubrimos los días sin luz
Acaso se pensaron reyes, soñaron con terciopelos
Con las bocas preñadas de falaces retóricas
Incluso babilonia quebró su entereza, para claudicar
Ante el ímpetu del hombre cargado de razón.

(No se puede echar pulgas al flaco perro… ni Sevilla, ni sus gentes merecen unos mandatarios que actúen así…)
©Santiago Pablo Romero.Bluesman.
Imagen: Manu Chinato & RED.Montj: JacqPaRo.