domingo, 23 de abril de 2017

Tal Cual.

Tal Cual.


Así, igual que una piedra
o un puñetazo en la boca del estómago
que te impregna de esas nauseas incontenibles
tal cual, como una lanzada en el costado
asimilado a un vía crucis
sin fariseos, sin simones del desierto
sólo un trozo de pan rancio
un mendrugo mordisqueado a cada rato
ese pellizco que tanto daña, y tan poco se ve
que rumia la huella
escudriñando el espacio al tiempo
dejando el sepia a un lado, borrando los recuerdos
y gimiendo como un niño abandonado.

Así, tal cual
desnudo frente al lienzo inmaculado
postrado en la noche taciturna
bajo el descontrol de una farola apedreada
y lamiendo un soniquete
de pérdidas y desvaríos
plagiando el ulular de un desierto de hojas
igual que en un bosque caduco
donde el humus llena la superficie
esconde los latidos
sentencia de espinas imberbes
apenas sin importancia
pero que restriegan la piel, carcomen la suavidad
y lacera al más valiente de los Aquiles.

Así, tomo mi destino
sin menospreciar mi fortuna, aquella aventurera
que me colmó de mis mejores atuendos
y a la vez me hizo añicos
igual que un barco a la deriva
apesadumbrado bajo la ventana llena de colmados sentidos
donde la luz no se apaga
vertiendo la miel
sobre otras manos, mientras caigo lentamente
así te manejo escenario
de mil tonalidades, de otras tantos teatros
justo cuando bajan las lonas
y cierran los aplausos escanciados tras los últimos acordes
donde se agarraba el hijo del padre
añorando el día de la creación, reverberando un cántico
queriendo ser su primigenio diluvio
aún a sabiendas
que este mar, sin salida, está claudicando lento
a pasos lentos, a ritmo lento, a lento latido
imitando aquel conjuro
descrito con tanto brío por aquella solitaria mano al viento
esa danza en vaivén
describiendo el último movimiento, el adiós.


©SantiagoPabloRomero.Bluesman’17
Imagen:JacqPaRo.
Music: TheDoors-TakeItAsItComes.

El Antídoto.(Una Concavidad y Mil Respuestas)

Consíguelo en TOGA Trigueros. Por correo si lo quieres firmado.(Háblame al privado). Whatsapp o Facebook.
En la tienda electrónica de CREATESPACE y  en AMAZON.
Si es que No, que no sea porque No lo Supieras.
GRACIAS y a Disfrutarlo.

domingo, 19 de marzo de 2017

El aullido de la noche, viento que resuena lejos…

El aullido de la noche, viento que resuena lejos…

Igual que un graznido de cuervos,

viejos quejidos, quitasueños en el jardín,
así resuena la noche
siento el aliento de la guadaña
que se resiente hambrienta,
deseosa de vivo y rojizo manjar
tiene ojuelos ávidos de sueños caídos
y viene rauda al llamado azul.

Pasan de largo las doce campanadas,
no hay brindis, ni festejos
sólo un zumbido silente, quebradizo
de un aire del norte,
con la voz gélida de la oscuridad,
todo parece tranquilo
mas sabemos que no es, sino un aviso,
una señal inequívoca del acertijo cercano.

Un hombre acarrea su silueta macilenta
calle abajo, sereno como las luciérnagas
beodas mariposas centinelas de sus pasos
aporrean sus sienes ciegas
quieren, desean quebrar su camino
saben del final interruptus en sus latidos
mientras el vinilo gira y gira
abreviando cada salto en las huellas de sus surcos.

Nada queda tan lejos, ni tan cerca
sino el rescoldo de aquellas fraguas
que pintabas al atardecer
de unas prebendas ágiles y generosas
como textura prieta de pechos jóvenes,
acaricio el paseo por las nubes
de aquel maniquí que bajó del cielo
para sostenerme la mirada, e irrigar mis befos.

Quiso la dicha, juntarnos allí
justo al encender mi último cigarro
quemar mi enésima moneda
en aquella cabriola incierta
donde las manos se perdían en las aguas
y manoteaba para escapar de las volutas
escapadas de una ciénaga sin salida
sintiendo náuseas por el pasado, sin futuro.
Se ha terminado el ron, y el hielo
no quedan chicas regodeándose en la barra
ni clientes desperdigando los billetes obscenos,
ha caído el telón, las burbujas se han detenido
bebo y bebo, sin olvidar la obviedad
mañana será otro silente y cruel amanecer
miro la calle parpadeante,
escojo caminar por la línea central, sin hacer zigzags.

Escuchas bien, es el sonido del viento
un aullido frágil, un silbido bajo las hojas del limón
arrastrándose igual que la serpiente
buscando ser inteligible, queriendo hacerse ver
pero no dejé espacios abiertos
ni sitio para el consuelo, sólo una rendija libre,
esas diminutas muescas en la persiana
por donde resuena la música taciturna, el rasgueo blue.

No me digas no
cántame la última, estamos en el rompiente
el farol está apagado a la espera
de tu voz, de tu ribeteo en la brisa
igual que palomas cenicientas
que saben encontrar las curvas en las rectas
y despejan las dudas sin significarse
tan fácilmente que parecen mágicos ungüentos.

Rompe la madrugada, ahora todo ha cambiado
las aceras comienzan a dibujarse bajo mis pies
y el frescor me arranca un erizado torso febril,
cada recuerdo se desvanece, la verdad se esconde
tras las cortinas del ayer, y sienta tan bien
no busco, no quiero tener nada tras el mar
ni siquiera un bastión para mis cenizas
si acaso un suspiro en tu aliento, el reguero de tu locución.

Espero que el bosque se cimbree en este tiempo
sin miedos a la ruptura, sean maleables
como la alargada sombra del ciprés
atisbando al atardecer el infinito
y recogiendo la abreviatura en el ocaso
igual que si dibujara el acordeón sin notas
que ruega por la maleabilidad de los metales
para, en un santiamén, ser arma o bella idolatría.

Dos días serían suficiente para pintar el último cuadro
para descubrir el penúltimo poema
o virar el sucedáneo de barco en la huida
igual que un acaudalado señor venido a menos
abandonar el palacio esquilmado
y sabernos hijos de sal, hombres de piel de seda
gruñidos de un animal indefenso
que sobrevuela el entendimiento y la comprensión.

Dos noctívagas señoras me sujetan, el rugir del viento
Y el centelleo de las agujas en la oscuridad de mi ventana.

©SantiagoPabloRomero.Bluesman’17
Imagen:JacqPaRo.(ElAntídoto.UnaConcavidadYMIlRespestas)
Music: MickSimpsonCan'tYouHearTheWindHowl.

YSiMeQuieresTener, Aquí:

lunes, 27 de febrero de 2017

Sinapsis…

Sinapsis…


juntas, con firmeza,
tengo ante mí, dieciocho letras
explayándose delante del idílico momento
donde juega la concordancia
de una danzarina rusa,
una floresta que retoza en mis mucosas
me acongoja el alma
y agarro de imperdibles de acero afilado
sobre la solapa
de mi chaqueta raída,
mientras camino por esos vericuetos
de tierra arcillosa, desperdigándose
acaso quisiera sorprenderme
a pedazos, un olor fuerte, un aroma sinuoso
los pétalos abiertos
el delirio sin saber de párpados abiertos o conclusos

floto por las veredas
donde no encuentro a nadie
ni busco árboles frondosos
la caricia sobre mi piel
no detiene el órdago
de hallar el bocado perfecto

depuro las voces, están en mi cabeza
o fuera
han silbado entre los olivares
disparan al aire
aquellos aldabonazos que desean zafarse
de unas manos congestionadas
sin apuros de ser llamado
inconcluso, inaudito, excéntrico
quién da más
las apuestas resuenan en la tarde de febrero
quedan algunos hilos blancos
en voces de almendros, en bocas desdentadas
de una fragosa primavera, que se viene
que acompasa los giros
las volteretas, las pistolas herrumbrosas
hay niños retozando en la hierba brillante
se espigan a su paso, como si quisieran impregnarlos
de una inocencia caída, escondida, pedigüeña

elevo mis ojos marrones de cristal, el cielo detrás escondido
hay lanudos seres pintando lienzos
es mejor deshilvanar
un cuento de grullas, de campos removidos
de labriegos que vuelven al hogar
besan con labios ávidos
igual que pecaminosos quehaceres despintados

quiero detenerme a su orilla
ver las carpas doradas
bailar, danzar, nadar bajo los nenúfares
sentir el cañaveral silencioso
quebrado por el croar de los príncipes
seres limpios de piel azul
y traje verde esperanza taciturna
de anzuelos magullados
un laísmo resuena sobre los carruajes
las chiquillas describen a coro
aquella historia manchada por el sepia del reloj

vuelvo a remover ese café candente
justo a la sombra tamizada
bajo el limonero de la preñada plaza
de bicicletas infantiles, de pelotas y combas
más allá una rayuela, me hace sonreír, pensar en plata
creerme argentino, un gallego extraviado en tierras lejanas
subir desde el suelo, saltear los pisos
tocar el cielo

ensimismado estaba cuando tomaste la instantánea
al golpe de un mira aquí, sonríe
la pelambre oscurece la tarde
y desando el trote de un caminante de vuelta
entonces resuena de nuevo,
tu palabra, tu descubrimiento, eres mi sinapsis
con firmeza, con sus dieciochos sentidos
un sinfín de recortes de prensa
la caracola sobre la mesa, su ruido dentro, acurrucado

y sueño de nuevo
el roce de la brisa cadenciosa,
la música breve, tranquila, tu voz
un arrumaco templado
y me siento, de nuevo, nuevo
reconfortado, sereno, vibrante, orondo
igual que una sinapsis primaveral con firmeza
cincelado en el lienzo
que regalaste al ofrecerme tu epidermis erizada

y sueño de nuevo, y me siento, de nuevo, nuevo…


©SantiagoPabloRomero.Bluesman’17.
Imagen:JacqPaRo.
Music: Chinawoman-RussianBallerina.



viernes, 24 de febrero de 2017

Cosechas de recreación…

Cosechas de recreación


            Me evado, me alieno
Cuando veo a dos palmos
el zigzagueo de la daga
abriendo paso en el costado
de un mendigo por pan,
el lacerado cuerpo sobre la acera
por haber soliviantado las leyes,
esos pergaminos carcomidos
que juzgan siempre a los mismos.
Huelo de lejos ese dulzón sabor
a fijador caro, a rosa maltratada
en la esquina más oscura,
intuyo la inseguridad del mundo
al comprobar mil veces al día
cómo aquellas escapan a la ilusión
mientras el tren pasa raudo
sin mirar atrás, subes, te pierdes.
            Me rehúso, me perturbo
Cuando nos veo doblegar
entregar todo atisbo de lucha
ni siquiera un forcejeo liviano
una negativa en los labios, o
quizás en el pensamiento,
incluso ahí parece haberse ido
por apenas migajas de tiempo
rendidos a las puertas del paraíso.
No sé, quizás sea la perspectiva
la lozanía perdida, la distancia
esa misma yugular hecha años
una valentía enterrada en ríos
bajo el ocaso de la palabra magullada
del hurto honrado ante tu impotencia
mil códigos corrompidos, sin guardianes
sin pueblo que se aferre a la lucha.
            Me disipo, me venzo
Allí mismo, sueño ecuánime de juventud
vienen cosechas de recreación
ardides para socavar el artificio
y desmontar la sediciosa hornada
reinventarnos como hombres,
armar con bríos nuevos el candil
avivar su destreza, nada es disoluto
ni siquiera los posos, serán excluidos.
            Me palpo, me siento, me sé.

©SantiagoPabloRomero.Bluesman’17.
Imagen:RocíoEscuderoVsREBOTE&JacqPaRo.
Music: MichelleGurevich-GoodTimesDon'tCarryOver.YSiMeQuiresTener,AQUÍ: https://www.amazon.com/Cazador-Suenos-Spanish-Santiago-Romero/dp/1530992664/ref=sr_1_3?s=books&ie=UTF8&qid=1486564840&sr=1-3

martes, 21 de febrero de 2017

Me gustan las cosas, Así…

Me gustan las cosas, Así…


Me gustan las cosas sencillas,
me gustan en su momento
me gustan que se desmenucen fácil
me gustan los pensamientos intrincados
me gustan a destiempo
me gustan que hallen un difícil final.

Así, como un revés tras un encuentro
así, como la enésima intentona
así, como el regodeo de una gacela en el prado
así, como aquel reflejo en las retinas del león
así, como juegas con el pañuelo para dormirte
así, como un salto de caballo tras el jaque mate.

Quiero,   ser el pequeño grano en una montaña
ser el azúcar en las revueltas de tu café
ser el sorbo último que aliña tu sed
ser el poema perdido en la servilleta del bar.

Sentir,    el regodeo del carmín en mi piel
            el olor suave de un cuerpo brindado
            el jugoso escarceo de una nueva primavera
            el verso que busca una rima imposible.

Me gusta la razón sencilla que expusiste
me gusta creer en la sencillez de tu razón
me gusta exponer frente al ágora, y dejar huella
me gusta la huella que me recordaste.

Quiero ese sitio, ese lugar junto al árbol frondoso
donde el agua se ríe, se contonea y se sabe melodía de tu bosque
qué mejor vestigio de haber vivido, sino seguir oliendo ese resuello.

©SantiagoPabloRomero.Bluesman’17.
Imagen:JacqPaRo & ManuelDeAcracia.