martes, 30 de junio de 2015

Jared, el Longevo…

Jared, el Longevo


Dos lunas
Un tiempo, dos ojuelos
Un cielo
Dos historias, un niño
Dos hombres, un longevo lapso
Dos brazos
Un corazón, dos sonrisas plenas.

Hoy curvas el octavo periplo, el sino nos juntó
Finaliza un trigésimo recuento, un sorbo nuevo
Y tu madre, orgullosa, eleva la mirada
Mientras gorjeas en los brazos que te sostienen
Ríes, refunfuñas, jugueteas
Ellos entre tanto, sí, lógico, babean.

Hubo un día, apenas a un palmo del principio
Otro nombre, tuyo ahora
Que alargó tanto su paso, que apenas le pudo su nieto
Forjó ciudades, igual que tu fuerza erige
Ya se elevan grandes edificios en el pecho de tus congéneres
Eres piedra angular, sin saber
Acrecientas, aúnas el cántico rotundo de la complicidad.

La argéntica señora te me enseñó
En el horizonte, dos manecillas marcan las horas
Apenas unos vellos en mi piel se sostienen
Y rubricas con una magnánima sonrisa
Cuan grande serás, nadie evitarlo podrá
Porque ya existe un edén donde eres regio rector
Aquel donde fruto del amor entregado sin ambages
Fuiste engendrado, semilla que fruta ha de dar.

Jared, el longevo serás
La nervada esencia que brillar te acoge
Sabrá llevarte largo trecho
Y nosotros seremos danza ante tu dicha
Pues nada, ni nadie, será dueño de tu destino
Apenas un corazón, aquel latido
Lleno, generoso, rubicundo, y grácil
Esa minucia de apenas tu puño, pero tan fuerte
Que grita para ser oído…

Este versado atuendo, te queda el bardo
Aquel que una noche de luna, casi plena, supo del octavo
Y desde muy dentro de sí, volcó su alma.

©Santiago Pablo Romero.Bluesman.

Imagen: Cristina, Jared & MIsc.JacqPaRo.

lunes, 29 de junio de 2015

Tiempo, detenido…

 Tiempo, detenido…


Suspendido has quedado ante mis ojos
Apenas sin dejarme pensar
Raudo y veloz
Te has detenido, al mandato suave
De su delicado susurrar
Y entiéndolo
No deja sino sus alas desplegadas
Cuando escucha y siente su brisa
Su mar, su salitrosa estirpe
En el bamboleo de una barca desvencijada
Masticando cada instante
Pululando la palabra adecuada
La justa medida
Con unas perlas diamantinas ofrecidas a mis pupilas
Prendidas, obnubiladas
Te entiendo, tiempo detenido
Has hecho como todos
Sentarte
Verla pasar, pasear majestuosa su porte egregio
Y disfrutar su inmensa sencillez.
Mis manos agarran la arena
Aprietan fuerte
Se escapan los gránulos de su esencia
Mas no importa, nada importa ya
He sido testigo de tu recuerdo
En él abrigabas mi nombre…

©Santiago Pablo Romero.Bluesman.
Imagen: Mar, nuestro Mar inmensa. Para Dolo. JacqPaRo.


domingo, 28 de junio de 2015

Fifty-Cincuenta…

Fifty-Cincuenta…


Today- Hoy
I give you the half-te regalo la mitad
of my verse-de mi verso
of my life-de mi vida
of my work-de mi trabajo
of my respiration-de mi respiración

Summer sales-Rebajas de verano

Do not mind-No te importe
Bard is a crazy-el bardo es un loco
not eat, do not drink-no come, no bebe
do not cry, do not feel-no llora, no siente
I am human-yo soy humano
and higher, and verb-y más alto, y más verbo

I feel how the stars fall- Siento cómo caen las estrellas
in the dark night-en la noche oscura
and the moon dance-y la luna baila
without waiting company-sin esperar compañía
I feel like-igual me siento yo
unfolding the sky-desplegándose por el cielo
no wait-sin esperarte
therefore I give you my being-por ello te regalo mi ser
my word-mi palabra
but, yes, only the half ... -pero, eso sí, sólo la mitad...

©Santiago Pablo Romero.Bluesman.

Imagen: RED & JacqPaRo.

Voces en el aire…

Voces en el aire…


Dos ladrillos
Con manos sucias de cemento
Raído el atuendo
Un muro creciendo entre los dos
Una roca caliza,
Tres agujeros, del ácido, carcomidos
Voces retumban en la sien del ciego
Mientras baja la calle de en medio
Tropezando con cuerpos inertes
Un lazarillo que destripa las últimas uvas
Y se come el queso ante su afán de control
Voces en el aire
Guías, o pérdidas sin compasión
Cubre los últimos ante el patíbulo de la plaza
Sin comprender
El suelo se abre a fuerza de dentelladas lentas
Devuelven al polvo
Su esquela escrita bajo el alunizaje del lobo
Hay dos incunables con siete siglos, mirándole
Los zapatos raídos por el suelo avariento
Caen las monedas lastimosamente
Antes de que el pan se agriete
Bajo el efecto húmedo del almidón cerúleo
Llegan los olores agrios de la naranja destripada
Tras conseguir desembarazarse del árbol altivo
Ella defenestrada llora y vive
Sigilosos los transeúntes aplauden la guitarra
Cuando baila sola
Sin nadie que la sostenga
Qué sabrán de magias, vudús o sortilegios negros
El hombre de plata se encoge de hombros
Y al final de la calle, la lluvia comienza a caer
Todo parece no tener sentido
Pero tú, me buscas bajo las piedras
Tras las catedrales llenas de sucias culpabilidades
Sin comprender que me hallo en el suelo
En el cielo
Bajo la lapidaria mirada de un viejo de caneada barba
O en el rebufo de corcel en las aguas del lago
Serénate y mira lejos
Sin querer hallar
Y me tendrás a tus pies
Porque nada hay sino llevar el mejor pastel al café
Cuando las volutas se desdicen
A la vez de las mil cuchareadas vueltas sobre el cristal
Ronronea el negro bajo su sombrero
Dejando que todos rían
Sin importarle la escafandra de quien sueña con pecios
Tras los lodos de caídos en las batallas
Agujereando las conciencias
Todo se diluye torrentera abajo, por el verde valle
Igual que una vez fuimos zagales
Ella sabe del espejo cruel, devuelve a quienes no deseamos
La música suena lejos, muy lejos
En el mismo centro de tu vientre
Pidiendo, llamando, exigiendo, dos envites de amor
Nadie ayuda
No corren despavoridos en dirección opuesta
Yacen los cuerpos en las cunetas
Dos persianas esconden la poca luz que escapa
La piedra rompe la mariposa
El aceite se derrama
Jadean las jóvenes tras la primavera
Bicicletas desvencijadas suben la cuesta del olvido
Sin sentido, pensarás
Pero no, dejo que mi raudal se estremezca
Se estire, se congratule consigo mismo
Apedree tu podredumbre
Se aposente bajo las penumbras de la larga noche
Disgustando al prócer del balcón
Sabedor del que hielo no será suficiente
El calor es inmenso
Ya no quedan peces en el fondo del vaso
Tú contoneas tus caderas
Buscas mi mirada, alfiler que cercena mi ardor
Tarantelas de verano se escogen
Bajo el acueducto romano, y los grillos sintonizan
Melodías de aguaceros para refrescar
Frutas maduras descuelgan su dulzor
Mi boca se enjuga con tu manjar
Bebo del delta venusiano de tus deseos fúlgidos
Acaso hallar la pecaminosa salida
Donde fuimos ángeles libidinosos
Expulsados por la inverosímil erección imposible
Con cinco sentidos
Duermo la siesta, al otro lado del sur
Sin engatusar a visigodos, godos, o judiciarios prístinos
Rogaré al dios sin barba
Rezaré ante la efigie llorona de tu madre
O brincaré en la estacada de un hombre perdido
Pero nuca cejaré de hacerte el amor
En las esquinas
Bajo el abedul que nos sombrea la candorosa tarde
E incluso en el confesionario donde habitamos
Para asir el pecado
Pelear bajo la dulce miel de tus labios
Cual esquizoide incrédulo
Sin sentido, dirás, y me reiré, al ver tu cara
Gimoteando en mi locura, de cordura cierta
Otro chocolate con el estío explotando
La avellana está en flor, el rojo de tu cutis me enerva
Cejo en el empeño
Bajo la guardia, te siento verter el ácido en mis entrañas
Pero no importa
Es tu deseo, morirme en tu sueño, tu deseo otorgo
Para poder partir
A los fiordos de Odín, donde la plata es azul
El río se regocija de mi flotante cuerpo sin estela
Ya nada queda
Sino el blues, que aún la brisa no cercenó
Muerto me voy,
Mi sonrisa puesta bajo la arcada
Esperando, nada más, un beso de adiós
Tu beso entregado, tus labios hervidos, tu mueca perfecta…

©Santiago Pablo Romero.Bluesman.

Imagen: JacqPaRo.

sábado, 27 de junio de 2015

En el Arcoíris…

En el Arcoíris…


Corren las calles
Gritan los niños, las niñas
Las flores visten el asfalto
Miles de colores, tras la lluvia
Regocijan sus rostros
Tod@s juegan a abrazar al otr@
Y ell@s allá arriba
Seguirán creando armas mortíferas
Contra los brazos abiertos
Las conciencias prístinas
O el reencuentro de las mayorías
Allí arriba, lejos de los lodos
Brindarán con burbujeante Chardonnay
Mientras caen los cuerpos desperdigados
Sigo soñando
Hoy he amanecido entre tus pétalos
Sin comprender la multiplicidad de tus colores
Pero quiero ser arcoíris
Ondeando a la brisa de la tarde
Una seda disoluta
Que no se eleve por encima de los otros
Donde no haya brindis de unos pocos
Ni serán más listos esos avaros
Abro los ojos
Dejo que el sol me ilumine
A través de la cristalina gota
Rompiendo la nívea esencia
Componiendo sinfonías
De colores
Sin menospreciar a nadie por su pensamiento
Acaso sólo a algun@s, sí porque no puedo ser perfecto
A ti que te piensas mejor, que yo, que ese, que aquel, que tod@s
No más a ti, te perdono, no mereces mi desprecio
Ya te desprecias tú mismo
Desde tu espejo
Hoy, sigo despierto mientras atardece
El arcoíris sigue vivo
Las calles fulgentes
La serpiente multicolor
Se balancea sinuosa por el bulevar,
Los niños sonríen asidos de sus manos, de sus herman@s...

©Santiago Pablo Romero.Bluesman.

Imagen: JacqPaRo.

Desde Casa…

Desde Casa…


Igual que un dedo acusador
dos ráfagas de faros anodinos
se han colado en mis retinas
y he pensado en ti.
Igual que un beso sabroso
dos caricias en mi cuello
se han refugiado bajo mi sien
y he soñado que volvías.
Igual que un golpe rotundo
dos repiqueteos en la madera
se han colado en mi recuerdo
y he sucumbido a llamarte.
Igual que las llamas itinerantes
dos algodones te ocultan
se han volcado en ese aroma
y he querido tocarlo.
No, no puedo hacerlo nunca más, no
Lo sé
Pero qué me importa el saber, la ciencia o la justicia
Si cuando, desde casa, elevo mi trémula pupila
Y grito, grito en silencio
Sin pensar en las uñas clavadas en mis palmas, gritando
En silencio
Pidiendo me lleves
Alces tu tridente y agujerees la lluvia, la luz, o la flor
No, desde casa, quiero tenerte
A pesar, muy a mi pesar
De saber
Que te escapas aurora, y no puedo sino retratarte
Cual efímero repunte de un Buonarroti  fútil y mortal.
Mis manos asidas
Ahí mismo, entre las rendijas donde se cuela tu alma.

©Santiago Pablo Romero.Bluesman.

Imagen: Manuel Delgado Fortunato. Misc.JacqPaRo.

jueves, 25 de junio de 2015

Intervalos…

Intervalos…


Igual que un síncope infinito
Idéntico a un nudo gordiano
Idílica tarde o amanecer, en ti
Iris busco tras el cristal sombreado
Ilusiones nuevas, vivas cada lapso
Interrupción sin conjunción, dispar y qué
Instantes, roces sin sentido, cómplices
Inercia de aleteos preñados de risas
Inmaduros nuestros besos, imberbes
Inocente aquel ángel desconocido
Indeciso por lanzar sus saetas
Inmortal nos convirtió, vasto el sentir
Inamovible el sol, ahí quieto, aplaudiendo
Intervalos, o trozos, o vidas, o instantes, o muerdos, o serpientes, o claudicaciones, o tatuajes, o verbo, o piel, o juegos, o susurros, o empellones, o sedación, o lívido, o desnudos, o satinados, o dibujados, o vestidos, o cariacontecidos, o parvularios, o castos, o perdidos, o seguidos, o custodiados, o carcelarios, o descalzos…
Intervalos, de ida y vuelta, de ti a mí, de mí a ti…Intervalos dentro del valle de tus deseos…

©Santiago Pablo Romero.Bluesman.

Imagen:JacqPaRo.

lunes, 22 de junio de 2015

Horizontes Simáticos…

Horizontes Simáticos…


Cimas altivas
Simas captivas
Sinusoides nativas
Celuloides cautivas
Retinas cauterizadas
Hombres al polvo
Primigenia estirpe
El sol sigue riéndose…

©Santiago Pablo Romero.Bluesman.

Imagen: JacqPaRo. Utrera Rock. CSB,Onuba.

domingo, 21 de junio de 2015

Solsticio en la Frontera…

Solsticio en la Frontera…


Allá el sol danza
En la frontera
De los hombres
Y nosotros no lo somos
Henos aquí, poetas
Bardos de mil locuras atar
Escogiendo rincones mágicos
Donde tu alma tierra
Nos denote fuerza, intrínseca
Porque queremos danzarte
Idolatrarte
Igual que druidas, ascetas
O majarones en la corta noche
Henos brindando bajo las sombras
Dibujando con el danzar de las velas
Gritando, declamando
Arrojando al viento
Nuestro estertor escrito
Siguiendo estelas de soñadores
Haciendo que la vida sea un tirón
Uniendo ocaso con auroras
Ribeteando sueños con realidad
Riendo, danzando, saltando
Nada escapa al sortilegio
Estamos en la frontera
Donde el sol se besa con la luna
Y los juegos se hacen cómplices
Hay tierra fértil, hay casas abiertas
Hay ofrecimientos, hay fados que suenan
Hay festividad pagana
Hay ensueño que me lleva
Prieto, asido a tus manos, hermano
Escucho a un grillo sonando
Él es el poeta, él maestro de gala
Lleva mil almas dentro
Igual que le titilar de la estrella
Mientras nos observa en el firmamento
Histriónicos parecen alrededor de las sombras
Y Gaia ruge, nos llama
Le ofrecemos cánticos, le damos alientos
Todo se convierte en parcela
Unidos sin saber por qué, abajo el Sillo
Delimitando la dura extrema
El sol se fue por lusitana tierra
Nosotros siendo derviches sin rueda
Palabra, mucha palabra, y su consecuencia
Semilla sembrada
Nuevo encuentro de letras en el horizonte
Vates de zurrón colmado
Anda, sendera, corretea, que tus pies te lleven
Pronta será la nueva queda…nos vemos.

©Santiago Pablo Romero.Bluesman.

Imagen: JacqPaRo.“Birras y Estrellas’15” Peña Utrera.

sábado, 20 de junio de 2015

A un gran Conversador, A Manuel…

A un gran Conversador,
A Manuel…


Tarde, tarde fue, Manuel
Que llegaste a la brisa que me alimenta
Cierto es, mas, pleno de clarividente vitalidad
Generoso al escuchar, todo, y de todo
Para quedar la fina línea del antes y el después
Tu palabra, cátedra regía, vocablo enemigo
Tras trino de color morado, siempre.
Fructífera conversación, en aquellas noches
Hiladas en mil conjeturas, en mil privilegiados sones
Pues sí, entera sabiduría escrita tras las volutas
Tras tu sempiterna y rala barbuda efigie
Y lo más interesante, más savia regalas
Risas socarronas, risas entre silencios
Sí, Manolo, porque levantar tu mano respetuosa
Pararse la algarabía, es todo, voz serena y conclusa.
Decides marchar, a la ciencia, al hombre
Dado al hombre, al que eleva el entendimiento
Magnánima actitud, derramada al futuro
Porque igual que decías, pasado, pasado no existe
Memoria, otorgabas, memoria sí, siempre
Hemos de crecer, y ello necesita simiente y tierra
Ganas, sabiduría compartida y entrega
Así sentenciabas, cual sabio dado a mostrarte.
No, no nos dio tiempo a sabernos en plenitud
Aunque tu casa, tu savia, tu pecho me abriste
No puedo sino, ser lo generoso, en lo único que tengo
Mis letras, mis ganas de seguir departiendo
Y por ello, porque sé que no te vas, que estás
Seguimos caminando, tu legado vive en nuestras sienes
Todo corre hacia el mar, Manolo, igual que él vino
Transmutado en gotas de lluvia, hoy es sal
Sal de la vida, notas nocturnas cimbreando el solsticio
Pura matemática, esos tus números, hoy seguimos
Mañana seguimos, justo tras el amanecer, seguimos…

©Santiago Pablo Romero.Bluesman.

Imagen: Manuel Peñate.

viernes, 19 de junio de 2015

Un Día Cualquiera…

Un Día Cualquiera…


Sí, luz
En agujeros pequeños
Una persiana rota
Sí, ahí estás tú, o tú, o tú
Un día cualquiera
Dos, tres risas
Sí, no más.
Heme aquí, hoy, en un instante, de un tirón…ahoraquemehacéiscaneadodepeloybardodecorazónnopuedonisostenerunosespaciosycorrodeuntirónmassísinfaltasporquemeencuentrollenoenplenitudsinzancadillasymuymuyorgullosodesaberosdesentirosydelograrcadadíaundíacualquierasabercuánafortunadosoy…

Tres luceros delinean mi poesía
Sin importarme nada más
Mil estrellas que se ven ellos
Y sí un día cualquiera para ser loco
Un orate sin pretensiones, pero feliz
Muy feliz por cuanto tengo, a ti , a ti, a ti
A Vosotr@s, y una sensación de satisfacción
Que me dejo me lleves al fin del mundo
Dejándome caer, porque todo soy, si me llevas tú…

©Santiago Pablo Romero.Bluesman.

Imagen: Olina & JAcqPaRo.