martes, 19 de julio de 2016

The sinnerman.El Pecador.

The sinnerman.El Pecador.


Confieso
soy culpable de medrar por enésima vez
de no mirar atrás
y remar sin esperar al final del océano
ni a encontrarte allá en la lejanía
soy culpable por no esperar nada del otro
por cubrir mil millas a nado
sin pensar en ser presa de los escualos
ni lagrimear cuando te sentencian a cadena perpetua
por arrancarme el alma
confieso
soy dichoso cuando el excremento te cubre
y no pido a ningún dios
sino quiero verter la inmundicia que creaste
en los bolsillos de tu traje de baño
para que el mar te acoja por siempre
sin menosprecio, sin desprecio
sólo la saña que se tiene al que juega con el hambre ajena
confieso, hoy confieso
que estoy entre banderas blancas
para que me sientas claro, sin tapujos ni ambages
porque deseo llevarte un trozo de ti,
sí de ti, creador de la barbarie
adecentado quieres tu jardín
a costa de la floresta de la pachamama
tu piscina bien clorada, bien agasajada por carnes prietas
pagadas con un puñado de trigo esquilmado
a seres de triste lontananza
hoy confieso, me confieso
querer ser el arma viviente
el aguijón que se cuele en tu corazón justo cuando implores piedad
y te mire a los ojos
verás mis ensangrentadas pupilas girar cual una noria
donde leerás los nombres, las caras
de los sufrimientos infligidos por tus mandatos, por su bien
sarcástica razón para llorar.
Me siento culpable, lo confieso
por haber roto de un mordisco la manzana
aquella señal inequívoca
que nos devuelve una y otra vez
a la desnudez, a la igualdad del nacimiento
al correspondido futuro cierto
la vuelta al polvo,
mas qué bella sensación me otorgas
servirte de guía, y que la justicia entre tanto
mirándonos desde lejos
sonría satisfecha.
Hoy me confieso, soy tu aldabonazo efímero y último.

©SantiagoPabloRomero.Bluesman.
Imagen:JacqPaRo.

Music:NinaSimone.Sinnerman.

4 comentarios:

  1. Desnudar un poco el alma en tus letras, y expresar lo que muchos pensamos, amigo, un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Confieso…soy culpable de medrar por enésima vez de no mirar atrás
    y remar sin esperar al final del océano ni a encontrarte allá en la lejanía…. hoy confieso, me confieso querer ser el arma viviente el aguijón que se cuele en tu corazón justo cuando implores piedad …. más qué bella sensación me otorgas
    Servirte de guía, y que la justicia entre tanto mirándonos desde lejos sonría satisfecha….Hoy me confieso, soy tu aldabonazo efímero y último….Bellísimo, profundo tú Palabra siempre en lucha por la Justicia y La Paz, me Confieso no me canso de leerte porque tus letras llegan y nos desnudan el alma, eres Inmenso Cazador de Sueños tu sabes cómo te admiro, gracias.

    ResponderEliminar
  3. Confesiones poéticas de Santiago Pablo Romero brotadas cual Zaratustra, interiorizando sobre esos procesos sociales dominados por el poder y siendo regalo para la conciencia vibrante que busca día a día esa paz, libertad y dignidad. Felicidades poeta El Cazador de Sueños por este espíritu abierto a la vida y su defensa reflejo de tus versos: “hoy confieso, querer ser el arma viviente el aguijón; donde leerás los nombres, las caras de los sufrimientos infligidos por tus mandatos…”. Gigante eres poeta Caminante Bluesman, Confesiones que llegan con esa cruda realidad besada con ese compromiso reflexivo de denuncia por la vida misma.

    ResponderEliminar
  4. The sinnerman. El Pecador…. Confieso soy culpable de medrar por enésima vez de no mirar atrás y remar sin esperar al final del océano ni a encontrarte allá en la lejanía…. Preciosas confesiones, unos bellísimo y profundo versos con la magia de tus letras, tú Palabra siempre en lucha por la Justicia y La Paz, me Confieso no me canso de leerte porque tus letras llegan y nos desnudan el alma, eres Inmenso Cazador de Sueños tu sabes cómo te admiro, gracias.

    ResponderEliminar