jueves, 8 de septiembre de 2016

Todos, hijos de un dios…

Todos, hijos de un dios…


Calles recién lavadas
límpidas como hojas de papel
esperan los cuerpos,
cartílagos y nervios, piel y besos
piedras sin vida, colores vivos
y un cántico sordo
que juega, que rezuma aliento
vítores de un llanto
dos alegrías y un carro lleno de rosas
de pétalos bien ordenados
acaso no es eso el sentido de todo
todos, hijos de un dios
sin escrúpulos que fulmina
atiende sin escuchar, castiga
o no existe
alguien lo vio, grita su voz rota
alguien supo de él
seguro no te perdiste en su escafandra
igual que un caos redomado
y si fuéramos de verdad hermanos
no te haces preguntas
sí, seguro que quiebras muchos silencios
alzas la aldaba y rompes la tranquilidad del otro
por ello, por eso le creamos
por eso creen, por eso creemos en un mejor día
abrigamos esperanzas
desvencijamos nombres, cuerpos, muñecos de trapos
tildamos al usurero
prendemos de fuego ejecutor al niño
quitamos la vida en su nombre
valientes, hombres descerrajando fusiles
sobre un pavimente perfecto
y una sonrisa generosa en sus labios
justo al mismo lado de su cara de locura
sí, todos
todos fueron hijos de un mismo dios
docenas de ellos juegan a princesas y castillos
mientras los naipes
hacen trampas,
juegan la última partida, su partida
con cartas trucadas
y el duende se carcajea de todos, pobres hijos
pobres hijos de un mismo dios,
sus miedos.

©SantiagoPabloRomero.Bluesman.
Imagen: IrelandStreets.JacqPaRo.

Music: LouVan-TwistedSobriety.

3 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. "Todos, hijos de un dios… sin escrúpulos que fulmina atiende sin escuchar, castiga o no existe, prendemos de fuego ejecutor al niño
    quitamos la vida en su nombre, pobres hijos de un mismo dios,
    sus miedos". Felicidades poeta Santiago Pablo Romero, por este legado poético que cala hasta el alma ante tantos crímenes cometidos en el nombre de Dios. Leerte poeta El Cazador De Sueños es adentrarme a la historia y ver como “La incorporación sagrada” asesinó por más de 14 siglos y hasta el hoy en nombre de ese dios bíblico y sigue atemorizando en la actualidad en nombre de ese signo de la cruz creado un dios que no es dios sino sus propios intereses. Pero tus versos poeta son ese grito que abraza el ayer con el hoy envuelto en poderes políticos teniendo como trofeo su propio Vellocino de Oro, por medio de la “espada militar política”. Así son tus versos un eco al cielo para abrir conciencias, y cual José Saramago en su In nomine Dei, “Matar en nombre de Dios es hacer de Dios un asesino”. Felicidades poeta Santiago Pablo Romero por dejar esta partida poética de verdad en la mesa de la vida para avivar conciencias. Grande eres poeta, tu voz es el canto de la verdad y lucha por la vida misma…!

    ResponderEliminar
  3. Todos, hijos de un dios...sin escrúpulos que fulmina atiende sin escuchar, castiga o no existe...alguien lo vio, grita su voz rota
    alguien supo de él…. quitamos la vida en su nombre…. Profundo, muy triste y tan real tus bellas letras, muchos utilizan el nombre de Dios para sus venganzas, sus miserias personales que no tienen compasión de nadie, para mi ese no es mi Dios, para mi Dios es Amor y está en cada uno de nosotros no importa como lo llamen. Desgarradoras tus letras, demasiados son los horrores que aún se cometen, felicidades mi querido poeta que siempre de tus letras brota el sentimiento, la justicia. Eres Inmenso Cazador de Sueños gracias por ese grito que muchos quieren silenciar.

    ResponderEliminar