jueves, 18 de febrero de 2016

El escribidor…

El escribidor…


Su voz no quedó rendida
la imagen giraba
eran diminutos niños sonriendo
las calles estrechas
un ditirambo quiso quedar
tecla a tecla
justo al lado de las ostras
en aquel ambiente surrealista
quizás fuera un sitio cualquiera
o no, o sí
no importa, nada importa
olía a hogazas recién horneadas
a pralinés calentados
mordiscos raudos, a carreras húmedas
y él mientras
se cobijaba en un pequeño café
tras los cristales, le atemperaba la calle
vislumbro que estuve allí
él no me vio
tachonaba su vieja libreta, de papel viejo
con rieles de tinta vieja
chorreando historias cual un hombre solitario
con incrustaciones de soledad madura
en sus párpados,
bajo las marcas recopiladas de su piel raída
humedecía con sus labios, con su lengua
aquel lápiz azul y rojo
de esos extraños que corren más en la celosía del rocío
tiñendo sus befos de su estela
me mordía la sangre,
le veía retorcerse las manos, cruzar los dedos
llorar sin lágrimas
él no era consciente de mi observancia, o sí, o no
qué importa
seguía elevando su mirada, cual leyendo en las nubes
correteaba sus manos
en aquellas hojas esperanzadas
sería esta vez, contaría aquello que nunca antes contó
le quedaba poco tiempo
su abrigo tenía los bolsillos descolgados del pelaje hirsuto
mordía su comida, regalada al paso
y dormitaba a ratos
seguí un rato más
apuré mi café, el último bocado de mi desayuno
pagué sin apartar la mirada
de su figura encorvada
sonó una tercera voz, el camarero explicaba
sin mediar pregunta
es él, el escribidor, se volvió loco cuando la luna le miro a los ojos
desde entonces
palpa las calles, camina las noches y dormita en los portales
come de lo recibido
escribe sin parar, cuenta el día y la noche
sus personajes y sus ausencias
ante las insinuaciones de los otros, él responde
con una mirada perdida
una sonrisa afable
y un simple
ya vendrá por mí, igual que se la llevó a ella
lo demás no importa
mi tránsito es leve
iré contándooslo…
en cada cama improvisada se encuentran sus historias
algunas dignas de ser contadas
el escribidor le llaman, en las calles estrechas rezuma su esencia
tecla a tecla
mientras el tiovivo sigue recirculando niños nuevos y viejos…

©SantiagoPabloRomero.Bluesman.
Imagen:JacqPaRo.Paris’16.

Music: Depeche Mode Lie to Me.

2 comentarios:

  1. El escribidor… en aquel ambiente surrealista quizás fuera un sitio cualquiera o no, o sí no importa, nada importa…. le veía retorcerse las manos, cruzar los dedos llorar sin lágrimas él no era consciente de mi observancia, o sí, o no qué importa… Bellísimas letras querido poeta, cuantas historias se encierran en ellas…. Cuentas la vida pero siempre con una belleza que nos detiene a observar cada momento , nosotros meditamos con la magia de tus letras… ya vendrá por mí, igual que se la llevó a ella lo demás no importa mi tránsito es leve iré contándooslo… el escribidor le llaman, en las calles estrechas rezuma su esencia tecla a tecla mientras el tiovivo sigue recirculando niños nuevos y viejos…Preciosas imágenes , bella callejuela y el colorido de ese carrusel para complementar el colorido de la vida, eres un lujo que dicha leerte, un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. “Es él, el escribidor, se volvió loco cuando la luna le miro a los ojos desde entonces palpa las calles, camina las noches y dormita en los portales come de lo recibido escribe sin parar, cuenta el día y la noche, él responde con una mirada perdida una sonrisa afable”. Felicidades poeta Santiago Pablo Romero por estos versos tus versos, tu vida, tus letras, que se dejan amar por el lector ante la belleza y maravilla de tu pincel que se desliza cual estrella en el firmamento dejando su cauda brillante de vida en cada palabra hecha amor hecha cielo. Eres escribidor porque tienes el mágico talismán de la inspiración con la fuerza de tu voluntad para crear el realismo mágico social de tu tinta dibujando los planos reales y asombrosos de la vida que besa la tierra ante la crudeza de la misma y haces con tu hechizo poético un oasis de esperanza, una atmósfera mágica de la cotidianidad, un romper fronteras llevando en tus letras la paz. Eres poeta Caminante Bluesman el Escribidor que el corazón sueña, escribes y formas espacios de liberación pintada en tus letras que danzan entre las calles pintando en el cielo del corazón palomas de amor y paz, eres el escribidor que toca la puerta del amor con la magia de tus letras blues bañadas del rojizo tejar del alma…!! Gigante eres poeta de Trigueros, Andalucía…!!


    ResponderEliminar