viernes, 30 de abril de 2010

Un Punto Negro.

Un Punto Negro.


Nuestra vida, gira alrededor y por el astro rey. La importancia se la reconocemos desde los principios. Cuando él sale, nosotros los seres vivos, hacemos una fiesta, sacamos todas nuestras alhajas, nos ponemos a procrear, somos, invitados por él, pura alegría. Le adoramos desde antiguo, nuestra convivencia aumenta.


En cambio cierta parte de esos seres vivos, los que se piensan más inteligentes, y quizás se debían pensar listos, pero ello no les otorga sabiduría sino zorrería. Y al igual que al zorro que se pone a cuidar el gallinero, o es honrado o acaba poniendo sus zarpas sobre noble cuerpo inmaculado que su inocencia entregó, sin resistirse, embaucado por el pomposo atuendo de su adulador. 
Nosotros hemos llegado a pensar que somos los dueños de este paraíso. Y con nuestra avaricia destrozamos su equilibrio. Le traicionamos. No dejamos que se mantenga el ciclo de regeneración, esquilmamos los recursos, envenenamos los acuíferos, los ríos, los mares, a costa incluso de nosotros mismos. Inventamos el egoísmo y la avaricia, la gula, nuestro afán nos ciega. Ya sé que tú no, ha sido él, el hijoputa, el poderoso, el mandatario que no hace, o deja de hacer. Ya sé que tú no tienes culpa, trabajas haciendo armas, pero si no lo hicieras, lo haría yo. Ya sé que abres la llave que lanza al mar esas armas de destrucción masiva, y si no lo hicieras, lo haría yo. Ya sé que dices si wuana, si wuana, a todo, pero claro si no lo dijeras te expulsaría de ese maravilloso trabajo que tienes, que te permite mantener esa vida lustrosa, que te has creado a base de chupar candados, pero ya sé, yo lo único que hago es envidiarte por ello,y por eso te miro con los ojos de borreguito degollado.


No, no te voy a pedir que te pongas el mono blanco, y la mascarilla. No te voy a pedir que te amarres a la alcantarilla que lanza inmensas cantidades de mierda al río. No, no te voy a pedir nada de eso. Te voy a pedir que al menos dejes que otros lo hagan. Porque quizás estén locos, según nuestro punto de vista. Quizás lo hacen porque les gusta figurar, porque su afán de protagonismo les puede, porque van hasta el culo de maría. Sí te voy a pedir que al menos no interfieras en su protesta. No dinamites su buena razón. Pues cuando llega la hora de hacer cuentas. Y gracias a las protestas de ellos conseguimos mejoras, todos nos ponemos en la fila con la mano extendida. 
Como pedigüeños, para recibir algo, que no merecemos siempre. Pero ellos nos lo dan, son mucho más honestos que nosotros. Respetemos a los que se parten la cara por nosotros y la mejora de nuestro mundo.


O es que yo soy el rey del dolor. O es que yo soy el único que ve el punto negro en el sol, por donde se desangra nuestro hábitat. No soy el único, porque sea un soñador, somos muchos y podemos cambiar el curso descarriado que se nos presenta. Va por ustedes, los que defendéis las justas causas sin pedir nada a cambio.


(The police,pero los buenos, también se luce….)






En este enlace podéis pinchar si queréis seguir la publicación de los textos del libro SALPICADURAS .
Ya tenéis los cuatro primeros  relatos completos,
pronto el quinto.
MI SUEÑO...SE PIERDE EL TREN


con las ilustraciones de
José L. Martínez REBOTE.


jueves, 29 de abril de 2010

Maldita Seas.

Maldita Seas.




Llegaste sin pedir permiso. Aprovechaste que no cierro las puertas. Abusaste de mi limpia actitud para con los demás. Entrantes sin darme cuenta, ganaste terreno en la oscuridad, llegaste subrepticiamente entre las sombras.




Cualquier descuido te alimenta. Te apoderas como acaparadora del sitio, dejas tus semillas en los más variopintos lugares, donde tu crecimiento está asegurado pues te nutres de la sensibilidad de los corazones. Eres destructora, tu gula te ciega, lo quieres todo. 
No piensas que mueres con la extinción de tu portador, no te das cuenta que puedo eliminarte cuando quiera. Ya sé que juegas con el instinto natural de los mortales. Pero te invade la inopia, más bien la ceguera, el que se siente inmortal, porque vivirá en las mentes de los que le quisieron vive por siempre, en el final de los tiempos será recordado.




Lucharé aquí contigo, pero piensa, nunca permitiré que venzas. Antes me acompañarás en el viaje sin retorno. Somos efímeros, tú también, no lo olvides.




Destruyes con inquina, por qué luchas contra la felicidad, te entiendo, te vence la envidia de los otros. Llenan corazones enteros y a ti se ponen los dientes largos y no te privas de hincarlos a la más mínima apatía. No sabes que las raíces de mi planta están bien ancladas en los cimientos ancestrales y no podrás desgarrarlas por mucho empeño que le pongas.




Vete, te conmino a que abandones el camino al cual no se te invitó, el que invadiste sin permisión. Como la serpiente entraste para dejar tu simiente, pero el águila avizor te descubrió en su vuelo y te esperaba para expulsarte.




Abandona esta estancia maldita seas, Tristeza, fuera de aquí. Maldita seas, antes de dejarte entrar te eliminaré, aunque perezca en ello. Fuera, maldita seas.






En este enlace podéis pinchar si queréis seguir la publicación de los textos del libro SALPICADURAS .
Ya tenéis los cuatro primeros  relatos completos,
pronto el quinto.
MI SUEÑO...SE PIERDE EL TREN


con las ilustraciones de
José L. Martínez REBOTE.






miércoles, 28 de abril de 2010

La Semilla del Miedo.

La Semilla del Miedo.








Los humanos, hasta los más crueles, tienen su debilidad. Los más sanos tienen más pero todos tienen, al igual que un barco, su punto de flotación. Qué fácil es tocar las fibras sensibles a las personas, y es fácil porque en sus ojos se les revela que tienen algo que perder, temen por ello. Y ellos se aprovechan. Pero son avariciosos, faltos de escrúpulos y eso les hace poner el barco al límite. Incluso sin percatarse del peligro en el que se encuentran cuando eso consiguen. Un barco al hundirse arrastra todo a su paso. Cuídate de hacerle zozobrar.







Les halagarán con placebos, les sonsacarán la información que necesitan. Les facilitarán cómo lograr sus deseos. Y esa será su soga. Cuando un poderoso te da todas las posibilidades para lograr tus sueños, te ata, te amarra con su soga. Sus buenas intenciones siempre tienen una contraprestación añadida, con un beneficio extenso para él. Te sazonará tus deseos con las técnicas de manipulación más sofisticadas. Ejércitos de mentes, de los mejores coeficientes intelectuales están a sus órdenes. Estudiarán qué no tienes, qué quieres. Si tú no necesitas, ellos te lo regalarán a cambio de que lo necesites. Si aceptas, estás perdido, has caído en su juego.








Cuando seas “feliz”, triste pero materialista y real idea de felicidad, ya tienes todas las cosas que deseabas, pero más deberes de los que un cuerpo y una mente razonable se autoendosarían. Entonces ya está sembrada la semilla en tu interior. Una semilla artificial, manipulada para ser fuerte y crecer rápidamente en los interiores envidiosos, egoístas, inconformistas, y bien sembrada hasta en los buenos de corazón. Se dejarán llevar por el corazón de los que quiere. Ellos serán el objetivo de los sembradores de la semilla.







La planta crece pronto, la riegas tú mismo, pues eres honrado. No juegas con las armas de ellos, su falta de escrúpulos. Para los que así lo hacen, también tienen su mazomedicina. Las cunetas son sabedoras de eternos secretos. De personas que se vieron entre la espada y la pared por no saber cuantificar sus posibilidades. Simplemente las hicieron desaparecer.








Los que no se enfrentan se autoeliminan solos. Cuántos se convierten en borregos, se limitan a decir sí,sí,sí, incluso a lambucear. Porque no tienen más remedio, te contestan. Si quieres algo, algo te cuesta. Triste refrán.







Y si hubieras tomado la forma cualitativa. Ya te hubieran señalado con el dedo. En cambio no arraigaría esa semilla dentro de ti. Si no todo lo contrario, la semilla de la libertad, de poder decidir. Y la más importante, poder decir no,no,no, cuando quieras. A costa de vivir con menos, pero vivir mejor. No le haces el juego.








No dejes que te vendan lo que no quieres a cambio de tu esclavitud. No te equivoques. Eres su esclavo. Vives para sudar y alimentar sus panzas llenas hasta el pecado.







Y su misión es hacer callar al silencio, pero éste grita fuerte, se le oye. Algunas mentes le escuchan. Y rechazan la semilla del miedo.


(Escucha el Silencio, Aquí...)








En este enlace podéis pinchar si queréis seguir la publicación de los textos del libro SALPICADURAS .
Ya tenéis los cuatro primeros  relatos completos,
pronto el quinto.
MI SUEÑO...SE PIERDE EL TREN


con las ilustraciones de
José L. Martínez REBOTE.





martes, 27 de abril de 2010

Vientos de Rebeldía.

Vientos de Rebeldía.







Estaba sentado un poco más alto, sobre el segundo escalón de aquella plaza emblemática, donde todos habíamos jugado cuando pequeños. Donde se hacían los festejos del poblado. Donde también surgieron las revueltas que con amargo dolor todos los mayores recordaban en sus mentes. Bueno todos no, él no lo recordaba en su mente, él nos contaba el por qué. Nos desmenuzaba las historias acontecidas en aquellos parajes cercanos, donde se habían perdido en la memoria tantos familiares. Sin sentido. Pues él nos comentaba, qué hay más importante que la vida, nada.







Cómo dos hombres pueden enfrentarse, tenerse un odio tan enorme como para hacer que maten al otro. El espacio que nos rodea es tan inmenso que el más explorador no caminará en su vida por un pañuelo de su totalidad. Si el otro te molesta, y su condición es molestar, porque lleva el virus enfermizo del cuál no es capaz de ser dueño y dominador, pues apártate de él. La mente de los seres humanos es tan compleja, tan débil a la invasión de seres que la dominan y la manipulan, que algunos cuerpos les pertenece. Esos son los peligrosos. Tienen la semilla de la maldad en su interior, no son personas. Una persona nace desnuda, junto a otros semejantes y dejándolos evolucionar sin influencias de seres contaminados, y se desarrollarán como lo que son, semejantes. Se protegerán frente a otras especies.







Maestro y tú por qué nos cuentas eso. Por qué los demás dicen que esas cosas no deben nombrarse e incluso nos prohíben que te escuchemos.







Todos no, hay muchos que apoyan lo que hago. A otros les domina el miedo, otro de los parásitos manipuladores de la mente humana. Pero todos aquí tenemos una misión. Para que la especie no se extinga tenemos que haber de todos. Ellos se autodestruirían, les puede tanto la gula, que morirían igual que los caballos se revientan manejados por un jinete imprudente y sádico cuando sólo piensa en la consecución de la victoria, y tiene deseos superiores a la visión de sus ojos.







Los vientos se están moviendo, cuando ello ocurre, los granos del polen se trasladan a nuevas tierras y las semillas encuentran fertilidad en otros lugares. Allí nacerán de nuevo y florecerán llenando de esplendor todo lo que le rodea. Son rebeldes. Sí seguramente de nuevo la cizaña aparecerá y los vientos de rebeldía de nuevo habrán de airear las semillas. Pero mientras hayamos semillas dispuestas a volar, a fructificar y dar sin pedir, a no dejarnos atropellar, los vientos se moverán y la cosecha estará asegurada.







Maestro, me gustaría ser semilla. No te preocupes por eso. Eres observador, inquieto y dudas, son un buen comienzo para llegar a ser sabio. Tú serás semilla.










En este enlace podéis pinchar si queréis seguir la publicación de los textos del libro SALPICADURAS .
Ya tenéis los cuatro primeros  relatos completos,
pronto el quinto.
MI SUEÑO...SE PIERDE EL TREN


con las ilustraciones de
José L. Martínez REBOTE.







domingo, 25 de abril de 2010

En la Tahona.

En la Tahona.





Eran días planos, no existían altibajos, no teníamos mucho para hacer, simplemente esperar. Habían sido cuarenta semanas, las primeras de incertidumbre, después afianzó sus ganas de seguir adelante, de vivir.





Su siembra fue un placer, nunca una obligación. 
Una noche de verano, mientras a la luz de la luna, una conversación teníamos. La niña tiene casi cinco años ya. Sí, ha pasado rápido el tiempo. Cuando la vida es propicia no sientes el transcurso de las horas, de los días, de los años. Es una buena señal, aunque es cierto que demuestra la rápida resta al total. No pienses en eso, no sabemos el total, por ello mejor que no sintamos el paso del corrosivo tiempo. 
Llevas razón, cariño, también ha pasado rápido el transcurso desde ayer cuando te conocí. Sí ayer, llevamos ya once años juntos. Pero parece que fue ayer, te quiero aún más si cabe. Y yo a ti. Como te decía la niña está sola, no te gustaría acompañarla de un hermano. Bueno la verdad es que si le buscamos un compañero, prefiero una hermana. Que sea su amiga, su compañera, su confidente, su protectora, que se fundan en una. Si son de sexo distinto siempre habrá impedimentos, propios de su distinción aunque tengan un feeling especial como tengo yo con mi hermana. Bueno entonces qué, le buscamos.





Una caricia, una predisposición natural entre seres que se aman, un arrumaco y la pasión fluye como torrentes en el comienzo de la primavera cuando los primeros deshielos llenan los cauces helados de las vertientes de la montaña. La naturaleza hace el resto, y se siembra la semilla más preciada, la que llena de vida un hogar, aparece la primera alegría, cuando transcurridas seis u ocho semanas. 
Ella me mira con ojos vidriosos de gozo. Se toca su vientre y me dice, está aquí. Mira a nuestra niña y susurra, ya tiene una amiga, pronto estará con nosotros. Fueron pasando los meses, nuestra pequeña cumplió los seis años, de regalo. Decirle, toca aquí, sabes lo que hay. No mami, qué hay. Aquí está tu hermana. Si, y porque no la sacas, para poder jugar con ella. Porque ahora es como los gusanillos de seda, esos que tú traes del cole, está formando su capullo y cuando esté terminado aparecerá como crisálida preciosa que extiende sus alas para alcanzar el vuelo. Qué bonito, mami, cuando sea mayor yo también crearé mis mariposas en mi barriguita. Claro cariño, un beso.





Corría abril lentamente, el día sería, cualquiera. Esa mañana, como todas estaba en la tahona, esperando el pan del día. Rico, recién hecho, ese olor característico, que todos nos mueve esa luz vidriosa que parece recorrer desde el estómago a los ojos, al olerlo.





Ahh, ya,ya… Ya qué, es el momento?. Sí corre, busca al médico. Enseguida, corazón, no tardo nada.





Cuando llegamos el médico y yo pisándole los talones, para que no se entretuviera, la molinera había ayudado a recostar a mi Sol a su alcoba. Tenía agua hervida y paños limpios por todos sitios, unas vecinas ya mayores, también estaban ayudando en lo que podían. 
En unos momentos, con mi mano estrechada y un último esfuerzo, mi vida rompió el escollo que le faltaba para aparecer. Un alarido como de gatiño aullando, al recibir el golpecino que el médico le dio. Se la colocó sobre su vientre aún jadeante y en ese mismo instante, me dijo, cariño todos esos nombres que pensamos, ya no sirven.
 Mi cara sería de sorpresa, pues se rió y continuó, su nombre es Belén. Casa del pan. Porque no podemos hacerle mejor honor a la ayuda que nos han prestado estos amigos, en estos momentos. Y además siempre nos gustó ese nombre, desde que estuvimos en aquella ciudad palestina Bêtléhem, con tantos nombres, Casa de la carne, para unos, del pan para otros o de las deidades Lahamu y su hermano.
 Es un nombre precioso, como lo sois vosotras tres.





Esto ocurrió ayer, bueno parece ayer, pero han pasado catorce años ya, hoy mi niña empieza a parecer una muchachita, con sus catorce años. Me estoy haciendo viejo cariño. Ella me dice, es sólo tiempo. No le prestes atención. Y lleva razón, como siempre. Un beso.

(Barbara Streisand, está como mejor no se puede...)








En este enlace podéis pinchar si queréis seguir la publicación de los textos del libro SALPICADURAS .
Ya tenéis los cuatro primeros  relatos completos,
pronto el quinto.
MI SUEÑO...SE PIERDE EL TREN


con las ilustraciones de
José L. Martínez REBOTE.





sábado, 24 de abril de 2010

Hoy,Celebración..

Hoy, Celebración.

Qué celebramos. Eso no importa, lo que importa es celebrar. Si no la hay, nos la inventamos, digo la razón.

Y eso está bien, las personas necesitamos desligar la rutina diaria, romper con el status quo alienante en que se convierte el trabajo. Pero, este sistema consumista, no nos lleva a hacer verdaderas locuras en pro del, cómo aquel también lo hace así, a mí me gusta y puedo.

Porque es cierto que ese momento de relax con los amigos, esas charlas alrededor de unas letras, sí o de un partido por qué no, no de letras sólo va a vivir el hombre. Pero no vengo a sacar ese cuestión, sino a las grandes celebraciones, bodas, comuniones, bautizos y eventos similares. Y no los cristianos, que son los más habituales por estos lares, no, los de cualquiera, pero hablaré sobre los que conozco de cerca.

Hola Mari, qué bien la niña me hace la comunión. Ahh si, Sí y tengo doscientos invitados, y diez jamones y cuatro quesos y una caldereta y una paella y no se cuántas bolsas de patatas,y bueno las gambas, qué gambas de esa de veinte euros el kilo, son las mejores, a ver que no son las blancas de Huelva, pero es que yo no voy a tirar la casa por la ventana. Al fin y al cabo es solo una comunión de la niña, ya cuando se case, bueno dios dirá, jajaja. Porque es que las bodas ya es un flipe. Mira mi cuñada que es más tonta, que mandarla a hacer de nuevo, se casa este verano y lo quiere todo. Ella ha escogido un cubierto de cincuenta euros cuello, porque dice que esto es una vez en la vida, después se ríe, porque es su tercera boda,jajaja.

Entonces Mari, que es su amiga y no quiere molestar, suelta tranquilamente el tapetito de croché que estaba haciendo lo pone encima de la mesa y le dice. Y tú ves bien ese despilfarro, que además sirve para que los primeros años de su matrimonio, termine de pagar el préstamo que ha tenido que pedir, después se llevan unos primeros años que en vez de disfrutar de su unión parece que le han asido una soga al cuello y cada vez le aprieta más. Bueno, bueno no te ponga así, Mari, que eso es porque mi cuñada se la da de altos vuelos, es más tonta que un pollo, venga mujer, no te cabrees.
Y tú, con una comunión donde te vas a dejar el sueldo de cuatro meses de un currito, si curra, pues si no serán más. No se puede celebrar el día feliz de tu hija con una fiesta que sea más familiar, más cercana, que le inculque cariño y amor por los que la quieren, en vez de llenarle los ojos de desmesuras. Esa niña, mañana cómo va a querer no casarse como si fuera la Leti, pero es que eso no es la felicidad. La felicidad no es ostentación.

Pero, Mari, es que lo hacen todos, es que es la moda, es que toda la gente hace lo mismo, si supieras la que hemos pasado para encontrar local.
Entonces vienes a darme la razón. Estás hasta el moño, pero te dejas llevar por los otros. No, que no, no me dejo llevar por nadie, mala amiga. Mira, Mari si no quieres ir a la comunión no vayas, pero no me calientes eeh, que tú siempre has sido distinta, te has valido por ti misma, pero yo dependo de un hombre y a él le gusta así. Así que si quieres ir vas y si no, pues no.
 Pero no me calientes con esas ideas retrógradas, te crees tú que vas a salvar el mundo. Te quedarás sola, frente al mundo, con tu croché y tus locuras. Soooñadora, que es lo que has sido siempre, Sooñaaadooraa. No pretendí herirte, sólo te dije la Verdad, la Verdad duele. Gracias, iré a la comunión, no te preocupes, yo siempre seré tú Amiga. Aunque te dejes llevar por la sinrazón. Un beso Amiga.

(MADONNA,lo celebra también, AQUÍ)







En este enlace podéis pinchar si queréis seguir la publicación de los textos del libro SALPICADURAS .
Ya tenéis los cuatro primeros  relatos completos,
pronto el quinto.
MI SUEÑO...SE PIERDE EL TREN


con las ilustraciones de
José L. Martínez REBOTE.

viernes, 23 de abril de 2010

El Guille y el Michael.

El Guille y el Michael.

Dos chicos, dos soñadores, dos eternos traviesos, dos niños hasta el final. Unos niños muy maduros. Observadores, listos como ratones coloraos. Malos tiempos para lírica, decía la canción, que les tocó vivir. Fueron colegas de dires y diretes, pero en bandos opuestos por sus mandatarios. Ellos colegas de letras. Lectores mutuos de sus pensamientos delineados.

Seré el escritor muerto más vivo de la historia, decía Guille a su amigo de rifirrafes Michael. Tú, lo siento tendrás que ser el segundo más recordado, pues el primero tiene asignación y se llama Michael,Jaja.

Venga ya tú ni conoces a Julieta como te va querer. Pero me querrá Dulcinea, so memo. No digas tonterías. Esa no es la cuestión. Ser o no ser, el mejor. Esa sí es la cuestión. Claro está que tú no serás, pues yo seré licenciado. Ya, tú serás licenciado vidriero. El mejor maestro cristalero. Venga ya, envidioso. Ni siquiera en esta noche de verano, podrías soñar en superarme. Mírate, a buen fin no hay mal principio, acabarás siendo mi mejor seguidor. Te muevas por rincones o hagas cortadillos, tú serás el segundillo, jaja. Lo que se dice ruido lleva la rivera, pero me parece mucho ruido y pocas nueces.
 Esa rivera viene de Venecia, so inculto. Ahh si, pues parece que allí está el mercader que comprará y distribuirá mi obra. La del mejor, el amante liberal que a dos doncellas seducirá. Ni siquiera, Antonio fue capaz de escapar de Cleopatra, y era una. Como vas a poder tú con dos. Porque yo soy príncipe y hasta cuando muera mi padre me ayudará, desde el otro barrio. Tú siempre buscando la fuerza de la sangre, algo muy dado hoy día. No sé si te diste cuenta, pero esto que hacemos parece un diálogo de perros, cada uno ladra, y ninguno de los dos nos escuchamos. Es verdad es uno de los pocos errores que hemos cometido, bueno ese y el de ser amigo de las letras. Eso un error, eso es una desgracia. Sabes, me lo paso y pasaré siempre bien contigo, te creo amigo. Venga ya mariposón, que te voy a dar un guantazo con la mano de comer. Ya, no me a vas a dar con la otra, toda atrofiada. Bueno y no te dio miedo la bala. Que va, miedo la bala, miedo de la velocidad que traía. Jaja.
Se abrazaron como amigos de verdad. Siempre defenderemos el sueño de los amigos de la palabra. Aunque haya que buscar subterfugios entre las líneas para plasmar nuestros sentimientos. Al fin y al cabo escribimos para la inteligencia. Para personas. Y para los que, por miedo, no se atreven a dar rienda suelta a sus sueños. A los otros, simplemente. ME DA IGUAL.

Al final tanto Guille como Michael, doblaron la cuerna. Sus restos no sirvieron ni para del polvo sacar especies.
Dicen por ahí: sus sueños y locuras, aún hoy perduran.

Para todos los que queréis a los libros, un varazo. Y para los que me odiáis, GRACIAS, me dais fuerza para seguir. Soy Libro, desde que nací, no me cambiaréis.

(aquí hay MOLINOS DE VIENTO.Y un Mago de Oz.)






En este enlace podéis pinchar si queréis seguir la publicación de los textos del libro SALPICADURAS .
Ya tenéis los cuatro primeros  relatos completos,
pronto el quinto.
MI SUEÑO...SE PIERDE EL TREN


con las ilustraciones de
José L. Martínez REBOTE.